NUEVA NORMALIDAD

El ‘error’ sanitario que la reina Letizia repite una y otra vez

  • LOOK

La ‘nueva normalidad’ después de los momentos más críticos del coronavirus ha supuesto una serie de cambios a todos los niveles a la hora de interactuar entre las personas. Cambios que implican un cuidado extremo de la higiene, mantener una cierta distancia de seguridad y el uso de mascarillas que evitan la propagación del virus. Esta serie de medidas han llegado a nuestras vidas para, de momento, quedarse y afectan a todos los ámbitos de la sociedad, incluidos los reyes don Felipe y doña Letizia.

 

Aunque en los primeros momentos del estado de alarma los Reyes se mantuvieron confinados en el Palacio de la Zarzuela y su actividad se limitó a videollamadas y escasos encuentros por parte del Rey con los miembros del comité de gestión de la pandemia, ahora que ya se han relajado las medidas, don Felipe y doña Letizia han intensificado su actividad.

Letizia
La Reina, con la mascarilla en la mano / Gtres

Las primeras salidas de ambos estuvieron marcadas por el uso de mascarilla y guantes, así como por una extrema precaución en lo que respecta a las distancias de seguridad. Sin embargo, ahora ya han prescindido de los guantes y aunque se respetan las distancias de seguridad en la medida de los casos y llevan siempre mascarilla, lo cierto es que hay ocasiones en las que se las quitan, sobre todo cuando hay garantía de no contacto con otras personas.

Pese a que en ningún momento los Reyes han incumplido la normativa actual, sí que resulta llamativo en el caso de doña Letizia lo que hace con la mascarilla cuando se la quita y es consciente de que se respetan las distancias mínimas.

Felipe y Letizia, Reyes
Los reyes y sus hijas en el Teatro Canal de Madrid / Gtres

Han sido ya varias las ocasiones en las que hemos visto cómo la Reina guarda la mascarilla usada en una de sus manos, lo cual no es adecuado desde el punto de vista higiénico. Tanto el Rey como doña Letizia recurren a las mascarillas más sencillas, las quirúrgicas, que no son reutilizables y cuya duración máxima es de cuatro horas, lo que significa que deben cambiarse en este intervalo de tiempo. Otros royals han sido vistos con mascarillas textiles, como Matilde de los Belgas, o de las del tipo FFP2, de mayor duración, como Máxima de Holanda.

El virólogo y profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo, Estanislao Nistal, recuerda la importancia del buen uso de las mascarillas porque son un “elemento de protección que garantizan que no se dispersen las gotitas de saliva cuando salen de nuestra boca, ya que quedan retenidas en ella”. El uso de la mascarilla reduce la exposición de las personas al virus y es importante llevarla cuando no se puede mantener la distancia social, pero también cuando es posible.

Letizia
Letizia se quita la mascarilla de la manera correcta / Gtres

Más importante aún es utilizarla de la manera adecuada: “tenemos que ser conscientes de que cuando nos ponernos la mascarilla, esta entra en contacto con las bacterias de están en nuestra piel”. Por esta razón, es fundamental extremar las precauciones no solo cuando se lleva puesta, sino sobre todo al ponerla y quitarla. Nistal insiste en que al manipular la mascarilla se debe coger desde las gomas que se ponen detrás de las orejas y sobre todo, intentar no quitárnosla en la medida de lo posible: “si tenemos que quitárnosla por algún motivo puntual, hay que guardarla en un recipiente que no exponga a la mascarilla, como en un sobre de papel, que es deshidratante y dificulta algo el posible crecimiento de las bacterias. Mejor que dejarla en una superficie o en una bolsa de plástico”, resalta. Algo que, a tenor de las veces en las que hemos visto a la Reina con la mascarilla, parece que no cumple de la manera recomendada.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias