Familia Real Española

Ante la decisión final de la sentencia

El reencuentro más tenso entre Iñaki Urdangarín y Diego Torres

Iñaki Urdangarín y Diego Torres
Iñaki Urdangarín y Diego Torres en imágenes de archivo (Gtres)
0 Comentar

Iñaki Urdangarín (49) y Diego Torres (45) se reencuentran en el momento más tenso desde que se resolviera la sentencia del Caso Nóos. Lo hacen en la vistilla que se efectúa durante la mañana de este jueves en la Audiencia de Palma, donde van a resolverse las medidas cautelares de ambos. Y lo que es  más importante. Darán respuesta a la pregunta: ¿Irán a la cárcel?

De hecho, este reencuentro se produce en una atmósfera completamente diferente a la que un día les unió, ya que el tribunal presidido por Samantha Romero, va a tomar esta decisión después de una sentencia que señala al primero como el culpable de los delitos de prevaricación, falsedad en documento público, malversación, fraude a la Administración pública, tráfico de influencias, blanqueo y un delito contra la Hacienda pública.

Y aunque, en este marco, solo ha pasado un año desde que el marido de la infanta Cristina y su ex socio se vieran las caras -fue en el propio juicio de Nóos celebrado el pasado 11 de enero de 2016-, en aquella ocasión, el reencuentro fue cordial. Sin embargo, tras una sentencia de tal magnitud, las reacciones pueden dar un giro de 180 grados.

El reencuentro más tenso entre Iñaki Urdangarín y Diego Torres
Ambos ya se encontraron en el juicio, el pasado 11 de enero de 2016 (Gtres)

Torres analizó la personalidad de Iñaki en el libro ‘La verdad sobre el Caso Nóos’

Además, este reencuentro ya confirmado, se produce después de que Torres se molestó en desmontar a Iñaki, en particular, y a toda la Familia Real, en general. Lo hizo con su libro ‘La verdad sobre el Caso Nóos’ (Ed. Akal), publicado durante el juicio. En él, Torres desmenuzó la personalidad del Iñaki más cercano al que conoció más allá de los negocios. Revelaba, de hecho, situaciones como la “mala” convivencia de su ex socio en Marivent con sus cuñados, la peor relación de su mujer con Jaime de Marichalar, y tachaba, incluso, de “asilvestrados” a Froilán y Victoria Federica.

Y luego están los correos electrónicos para probar la “absoluta veracidad” de los gastos cargados a la Generalitat Valenciana por la organización frustrada de los Juegos Europeos. Otra de las bazas que Diego trató de usar en el juicio para exculparse, inculpando al que fue su socio, directamente vinculado a estos gastos por una serie de contratos.

Por todas estas cuestiones, y dada una sentencia en donde, como se venía diciendo, Diego Torres es el gran perjudicado -ocho años y medio y una multa de 1,7 millones frente a los 6 años y tres meses de Urdangarín-, este jueves no solo se resolverá el destino de ambos de ahora en adelante, sino que, además, el foco mediático se centrará en este reencuentro en el que todo estaba en calma. Hasta ahora.

Últimas noticias