RECUERDOS

Carlota Casiraghi se sincera como nunca sobre la muerte de su padre

La vida de Carolina de Mónaco cambió de manera dramática cuando su segundo marido, Stefano Casiraghi, falleció repentinamente a los treinta años tras sufrir un dramático accidente en las aguas de Montecarlo mientras participaba en una competición en el mundial off-shore. Un trágico acontecimiento que dejó a la familia devastada, sobre todo a la Princesa, que se quedaba viuda y con tres hijos. A pesar de que han pasado más de treinta años desde que Casiraghi falleciera, ahora su hija, Carlota, se ha sincerado sobre cómo vivió la muerte de su padre, siendo aún muy pequeña.

Carlota Casiraghi
Carlota Casiraghi junto a Dimitri Rassam. / Gtres

Ha sido durante una entrevista a una revista francesa, ahora que está inmersa en el podcast Les Rencontres. Un nuevo proyecto de la mano de Chanel en el que la sobrina de Alberto de Mónaco participa después del éxito del club de lectura Les Rendez-vous littéraires rue Cambon. En este nuevo capítulo, la joven se ha sincerado sobre este triste episodio de su vida. Detalles que la mayoría de las personas desconocían hasta ahora.

Casiraghi
Princess Caroline of Monaco sits on a sofa with her husband Stefano Casiraghi and their children (l-r) Charlotte Marie Pomeline, baptized Pierre and Andrea Albert on December 19, 1987. The youngest son Pierre of Princess Caroline of Monaco and Stefano Casiraghi was baptized on December 19, 1987.

Carlota ha revelado que la muerte de su padre tuvo mucho que ver con su vocación literaria. Según ha comentado, la lectura y la escritura actuaron de una manera muy terapéutica para ella, de hecho, fue a su padre, Stefano Casiraghi, a quien dedicó su primer libro, Archipiélago de pasiones, de contenido filosófico. Un texto que ha escrito en colaboración con el humanista Robert Maggiore.

Carlota Casiraghi posando. / Gtres

La hija de Carolina de Mónaco ha asegurado que a pesar de ser aún muy pequeña cuando su padre sufrió el accidente que acabó con su vida, ello no ha evitado que le afecte y le haya resultado difícil sobreponerse a ello: «para un niño que pierde un padre muy joven, en un momento en el que la memoria aún no está formada, es un gran desafío que no se debe banalizar», ha dicho la joven en una entrevista a la revista francesa Les Inrockuptibles.

Carlota Casiraghi
Carolina de Mónaco en su boda con Stefano Casiraghi. / Gtres

Según ha explicado, precisamente el sentimiento de pérdida fue lo que le hizo encontrar refugio en la literatura. A raíz de este dramático episodio comenzó a hacerse preguntas existenciales que no se plantean la mayoría de los niños y encontró el camino en los libros y, más tarde, en la Filosofía: «Me atravesaban emociones muy violentas», ha confesado la sobrina de Alberto de Mónaco. Gracias a esto ha conseguido superar con bastante naturalidad el duelo a la vez que ha cultivado un profundo amor por la lectura, sobre todo por la Filosofía y la poesía.

La joven ha declarado además que ha heredado su valentía de su padre. No obstante, solo el menor de sus hermanos, Pierre Casiraghi, ha seguido los pasos de Stefano en términos de pasión por el mar. De hecho, ha llegado a competir a un nivel semiprofesional.

 

A pesar de que durante muchos años Carlota Casiraghi ha sido una de las personas más fotografiadas del mundo, de un tiempo a esta parte prefiere mantener un perfil discreto, centrado en su familia y en la cultura, aunque sigue siendo imagen de la firma Chanel.

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias