¡Menuda noche!

Supervivientes | Los concursantes se sacrifican para conseguir las recompensas más deseadas

Los concursantes de 'Supervivientes' han vivido una noche muy especial: a cambio de conseguir unas buenas recompensas, han tenido que hacer grandes sacrificios.

Tom, Supervivientes
Las tentaciones han llegado este jueves a 'Supervivientes' / Telecinco

Las tentaciones han llegado esta noche a ‘Supervivientes’. Los pocos concursantes que quedan en Honduras han tenido que tomar decisiones muy difíciles en esta gala de jueves, pues para conseguir suculentas recompensas han tenido que renunciar a algo muy valioso para ellos. Melyssa ha sido la primera en ser tentada: cambio de cortarse buena parte de su larga melena, podía obtener una hogaza de pan, un bote de crema de chocolate y una llamada telefónica. La decisión no ha sido nada fácil de tomar y pasada la medianoche la influencer todavía no se había decidido.

Alejandro Albalá lo tenía mucho más claro y, a cambio de un pollo asado y una fuente de patatas, a aceptado no volver a nominar en lo que queda de concurso. La siguiente en conocer su tentación ha sido Olga Moreno, que a cambio de un corte de pelo, le ofrecían una comida muy apetitosa compuesta por un vaso de gazpacho, un plato de bienmesabe y un plato de jamón ibérico. Sin embargo, la mujer de Antonio David Flores ha dicho que no.

Por su parte, Tom tenía que elegir entre un sándwich grande o una llamada en directo a Sandra durante un minuto y medio, opción por la que se decantó sin dudarlo. ¿Qué le pedían a cambio? Vestirse con un taparrabos durante una semana. Finalmente, ha negociado y a cambio de lucir el atrevido atuendo durante una semana, ha llamado a Pica y, si no le cogiera el teléfono, le darían la mitad del sándwich.

Tom , Supervivientes
Tom se ha atrevido a llevar solo un taparrabos / Telecinco

Lara Sajen podía recuperar sus preciados amuletos y un bote de dulce de leche. Algo muy preciado para ella que, para conseguirlo, tenía que llevar una cabeza atada al tobillo con una bola durante una semana. La argentina no se lo ha pensado dos veces y se ha ido muy feliz con sus preciados objetos.

Supervivientes
A pesar de la buena pinta, Gianmarco ha dicho que no a su tentación, la pizza / Telecinco

Raparse la cabeza al 2 es lo que tenía que hacer Gianmarco para disfrutar de dos pizzas familiares. Si se rapaba al 1, conseguiría 3 pizzas, una cada día. Tras pensárselo un poco, finalmente el italiano lo ha rechazado y se ha quedado con su look actual, de estilo samurái. Una decisión que casi nadie ha entendido, ni en la isla ni en plató. Una hamburguesa XXL ha sido lo que ha terminado por convencer a Lola. A cambio de tan apetitoso plato ha accedido a pasar 3 días de penitencia: uno sin ver, otro sin hablar y otro atada de manos.

Supervivientes
Olga se ha cortado el pelo y el resultado ha sido muy bueno / Telecinco

Tras varios minutos pensándoselo, Olga Moreno ha llegado a un acuerdo: cortarse 20 centímetros de melena a cambio de la hogaza de pan y el bote de crema de chocolate. “Estoy loca perdida”, ha dicho la andaluza al tomar la decisión.  Melyssa ha sido la encargada de hacer de peluquera.


Poco después, era Melyssa la que accedía a pasarse las tijeras. Eso sí, solo 20 centímetros, los otros 20 se los ha cortado su madre en plató. El peluquero, Jorge Javier Vázquez. Al igual que su hija, la portuguesa también está muy guapa con el resultado. ¡Qué gran decisión!

Lo último en Actualidad

Últimas noticias