Orgullo

Sira, hija de Luis Enrique, rompe el silencio familiar sobre la muerte de su hermana

El seleccionador español de fútbol puede presumir de hija campeona de España, un año después del peor golpe que le dio la vida, el fallecimiento de su otra hija.

Hace un año y medio que el destino asestó un golpe mortal a Luis Enrique Martínez. La hija pequeña del seleccionador de fútbol español, Xana, perdió la vida con tan solo 9 añitos tras cinco meses batallando contra un cáncer de huesos. Aquello fue un mazazo que sacudió a toda la familia, obligada a replantearse algunas prioridades. El técnico dejó su puesto como entrenador del combinado nacional e hizo piña con su mujer y resto de hijos, un niño -Pacho- y una niña, Sira.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sira Martinez (@siramartinezc)

Es esta última quien se ha convertido en motivo de orgullo y alegría para él. A sus 20 años, Sira Martínez ha conseguido un hito importante al proclamarse campeona de España de saltos en la categoría de jinetes más jóvenes. Lleva el deporte en la sangre. De pequeña practicaba el fútbol mientras su padre brillaba sobre el terreno de juego defendiendo los colores de Real Madrid y Barcelona. El Camp Nou se convirtió en su segunda casa, pero pa los cinco años floreció en ella la pasión por los caballos.

Sira Martínez ya vuela sola. Vive en Bélgica, alejada de su familia y viajando por todos los rincones del mundo donde su caballo le lleve. Ahora, da un paso adelante para darse a conocer a través de una entrevista con la revista ‘Vanity Fair’. En ella reconoce que sus padres no terminaban de verle futuro como amazona: «Al principio no les gustaba este universo, no lo entendían. Fue un proceso. Ahora disfrutan y me apoyan, pero si no apruebo me puedo despedir de todo».

Muchos dicen de Luis Enrique Martínez que tiene un carácter agrio y poco amigable. Nada más lejos de la realidad. De puertas para adentro «es super familiar, aunque tiene carácter» reconoce Sira. La muerte de su hermana pequeño fue un golpe insuperable pero que le dio toda una lección de vida: «Soy muy sensible, pero cuando tengo que ser fuerte también lo soy. Lo que he vivido con mi hermana me ha hecho ver la vida de otra manera. Antes me agobiaba ante el mínimo problema. Ahora me paro a pensar que hay que vivir y disfrutar de cada momento. No se sabe cuándo va a ser nuestro final. Intento sobrellevarlo bien y sacarle el lado positivo a todo».

Luis Enrique
Luis Enrique y su familia / Instagram

Desde bien pequeña, Sira recibió una educación férrea. Sus padres le inculcaron la importancia de formarse académicamente y, quizá por eso, compagina sus éxitos a lomos de su caballo con la universidad. Actualmente, cursa el tercer año de Administración y Dirección de Empresas, pero lo hace a distancia, en la Universitat Oberta de Catalunya: «Me organizo bien. Mi asignatura favorita es Marketing. Los números me cuestan un poco más. De mayor me veo en mi finca, compitiendo y criando caballos», dice al medio anteriormente mencionado.

La vida sentimental también le sonríe. Ha encontrado la felicidad al lado de otro jinete, Paco Goyoaga. Ambos tienen la pasión ecuestre como denominador común. La hija de Luis Enrique desvela que para ella montar a caballo es algo que puede resultar terapéutico: «Sí, es mi refugio. Cuando estoy triste, me subo y me olvido de todo. Me concentro y es como si fuésemos uno. Lo bonito es entender a tu caballo porque suelen ser impredecibles».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sira Martinez (@siramartinezc)

Luis Enrique comparte su vida con  Elena Cullell, la azafata de la que se enamoró en 1996 cuando fichó por el Barça. Tal fue su flechazo que tardaron solo unos meses en convertirse en marido y mujer. Ella siempre ha pertenecido a la burguesía catalana, tiene dos hermanas y su padre, Francesc Cullell, ha ejercido toda la vida como fabricante de ropa de piel. Fruto de su matrimonio nacieron tres hijos: Pacho (el mayor), Sira y la tristemente fallecida Xana, aficionados al fútbol y la hípica. El matrimonio y Pacho viven en su residencia en Gavá de 800 metros construidos sobre un terreno de 2.400.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias