Secretos automovilísticos

A todo motor: el parque móvil de los colaboradores de ‘Sálvame’, al descubierto

Lydia Lozano en Sálvame
El parque móvil de los colaboradores de 'Sálvame'/Telecinco

Kiko Rivera ha sorprendido adquiriendo un vehículo de alta gama por valor, al parecer, de 80.000 euros. Un gesto que ha sorprendido a los colaboradores de ‘Sálvame’ que han analizado la actual situación económica del DJ, que hace solo un año contaba que, debido a la crisis sanitaria y al parón laboral de su sector, estaba recibiendo el subsidio destinado a los autónomos.

La compra de este nuevo coche familiar ha coincidido con la salida de su mujer, Irene Rosales, de ‘Viva la vida’, el programa donde colaboraba desde hacía casi dos años y ha supuesto tal sorpresa, que en ‘el cortijo de Jorge Javier Vázquez han hablado sobre ello. Un tema que ha destapado los ‘secretos automovilísticos’ de varios de los colaboradores de Sálvame que no han dudado en explicar sus gustos, sus caprichos y hasta su manera de conducir.

Kiko Rivera
Kiko Rivera se ha comprado un coche de 80.000 euros/Instagram

Una de las primeras en hablar ha sido Belén Esteban. La tertuliana de Sálvame se sacó el carnet de conducir hace cuatro años después de casi una década de intentonas, incluyendo su matriculación en la denominada ‘autoescuela de los famosos’ de Cuenca. Allí también suspendió, pero después de suspender dos veces el teórico consiguió aprobar a la tercera ya en una autoescuela de su barrio, mientras que el práctico lo aprobó a la primera.

Belén Esteban
Belén Esteban le ha recordado a Kiko Rivera cuál es el calzado adecuado para conducir/Gtres

Eso sí, después de dar «más de 20 clases». La de Paracuellos no ha olvidado la normativa de circulación y, tras ver las imágenes de Kiko con su nueva adquisición ha sido tajante al advertirle que «está prohibido conducir con chanclas».

Rafa Mora, gran amigo del hijo de Isabel Pantoja no ha tardado en sacar la cara por él, explicando que su cuenta corriente ha mejorado bastante en los últimos meses y que esto, añadido a su imagen, le ha facilitado la compra del coche a través de un acuerdo de renting.

Rafa Mora
Rafa Mora ha confesado que siente pasión por los coches/@rafamoratete

El valenciano ha confesado que los coches son su verdadera pasión y donde invierte su dinero. De hecho, no ha tenido problema en admitir que el coche que ahora conduce tiene un valor superior a los 90.000 euros. 

Pero quienes han provocado la risa de sus compañeros han sido Kiko Matamoros y Lydia Lozano sacando a la luz sus ‘secretos’. El primero ha admitido que en su momento tuvo un coche se se hizo «casi a medida. Era un modelo similar a uno que estuvo expuesto en un museo de Nueva York». Un vehículo que ya le encantaba cuando era pequeño y que consiguió personalizándolo hasta el punto que «la gente sabe que es mío y donde lo aparco ya se sabe dónde estoy».

Kiko Matamoros
Kiko cumplió su sueño de tener el coche que más le gustaba cuando era niño, y que personalizó a su gusto/Gtres

Esta joya de cuatro ruedas ha pasado a manos de su hijo Diego. «Ya no puedo conducir, puedo, pero con muchas limitaciones, y no puedo disfrutar de ese coche, así que lo tiene mi hijo y espero que lo cuide y se lo pueda regalar a su hijo el día de mañana».

Igual de apasionada que sus compañeros es Lydia Lozano. La colaboradora de Sálvame ha explicado, entre risas, que comenzó comprándose una moto de alta cilindrada: «A los tres meses la dejé porque casi no la podía conducir porque no llegaba y tenía que ponerme los tacones». Pero también ha contado que le encanta correr, algo que ya no hace debido a las limitaciones de velocidad. «Yo he ido a toda pastilla, Matamoros me ha visto».

Lydia Lozano
Lydia Lozano ha reconocido que le encanta la velocidad/Gtres

«Es una loca de la carretera», ha corroborado su compañero desvelando una anécdota que vivieron en un viaje de vuelta de Marbella a Madrid donde tuvieron un bolo. «Un día volviendo de Marbella yo salí primero, y a la altura de Granada veo que me pasa y eso que llevaba un coche que corría la mitad que el mío», ha contado entre risas.

Paz Padilla y Gema López han sido el contrapunto. Mientras que la presentadora ha dejado claro su parecer: «Un pedazo de coche tiene que llevar dentro un pedazo de tío», su compañera se ha reafirmado como una persona con otras inquietudes. «Os pensáis que el coche es vuestra carta de presentación, el mío me sirve para llevarme y traerme. Tiene ya 12 años y está para cambiarlo». Para gustos, los colores.

 

 

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias