UNA PUESTA EN ESCENA FAMILIAR

Penélope Cruz y Carlota Casiraghi, invitadas de excepción en el último desfile de Chanel

La actriz española y la princesa monegasca disfrutaron de las propuestas de la casa parisina en un desfile marcado por las recomendaciones anti Covid

  • LOOK

La semana de la moda de París sigue marcada por la pandemia y los nuevos desfiles han cumplido con los protocolos de manera estricta y eso se ha traducido en un front row con un ínfimo listado de invitadas, distancia de seguridad y retransmisiones online. Todo con tal de salvaguardar la salud de equipos e invitados, evitar contagios pero continuar apostando por uno de los sectores castigados por la crisis sanitaria y económica. Chanel no ha defraudado y su puesta en escena no ha dejado indiferente a nadie. En esta ocasión ha escenificado en el emblemático Grand Palais, una reunión familiar a modo de boda donde no ha faltado la novia, las invitadas más exclusivas y un fotógrafo de altura.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CHANEL (@chanelofficial)

«Me encantan las grandes reuniones familiares, cuando varias generaciones se juntan. Es algo muy cálido. Ese es el espíritu que hay en Chanel, porque es también una gran familia», ha dicho Virginie Viard, la directora creativa de la firma. Solo una fila de sillas para las invitadas y una camelia en cada una. La emblemática flor de la marca no falta en ninguno de sus desfiles, es su emblema, era la favorita de Coco Chanel, y fue Lagerfeld, su director creativo durante 36 años, quien la modernizó.

En este desfile tan familiar han estado algunas de sus musas, entre las que destacan la actriz española Penélope Cruz y la hija de Carolina de Mónaco, Carlota Casiraghi. Dos mujeres que han lucido como nadie los diseños de la casa parisina. La oscarizada intérprete madrileña ha paseado algunas de sus creaciones por las alfombras rojas de medio mundo, incluyendo los Oscar y los Premios Goya.

Penélope Cruz
Penélope Cruz ha sido una de las escogidas por Chanel para ocupar el front row de su nuevo desfile, marcado por la pandemia/@chanelofficial

Pero además, la protagonista de ‘Jamón, jamón’ no dudó en subirse a la pasarela y ejercer de modelo en marzo de 2019, en el desfile homenaje a Karl Lagerfeld, dos semanas después de su fallecimiento. Penélope había sido la primera embajadora española de Chanel y cruzó la pasarela como una auténtica top con un look blanco de la temporada Otoño-Invierno. El conjunto estaba formado por un jersey con volantes y una falda abullonada de pelo que contrastaba con el lazo negro con el que recogió su melena.

Por su parte, Carlota Casiraghi ha hecho gala de su timidez y su discreción, tratando de pasar desapercibida en este evento señalado en el calendario. Y eso que en el mes de noviembre se anunció a bombo y platillo que la princesa monegasca había fichado por Chanel, convirtiéndose en su nueva embajadora. Una noticia muy esperada y que suponía, no solo su nueva implicación con la firma, sino también su colaboración en un proyecto cultural junto a Viard: una serie de encuentros literarios donde se perpetuará el amor de Coco Chanel y Karl Lagerfeld por la literatura.

Carlota Casiraghi
A pesar de ser su última embajadora, Carlota Casiraghi trató de pasar desapercibida en el desfile/Redes

Al diferencia de Penélope, su relación con la casa francesa es algo que le viene de familia. Lagerfeld siempre mantuvo una relación especial con Carolina de Mónaco y por eso, Chanel ha firmado sus looks en el mítico Baile de la Rosa. Por si esto fuera poco, Carlota escogió uno de sus diseños para el enlace de su tío, el Príncipe Alberto con Charlene. ‘La princesa filósofa’ protagoniza la última campaña donde se la ve derrochando elegancia con prendas tan icónicas de la Maison, como la chaqueta de tweed.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias