En cifras

EXCLUSIVA: El pan debajo del brazo que trae el nuevo hijo de Paula Echevarría

Una vez anunciada su maternidad, la imagen de Paula Echevarría experimenta un fuerte espaldarazo que apunta a ser muy rentable para ella. Demostramos en cifras cómo este nuevo hijo va a hacer despegar de nuevo a la actriz asturiana

  • LOOK

La inesperada buena nueva de que Paula Echevarría y Miguel Torres están esperando su primer hijo en común genera un efecto colateral muy beneficioso para ellos. La popularidad de ambos se dispara. Él acaba de embarcarse en un atractivo proyecto profesional como colaborador de ‘El Chiringuito de Jugones’, pero especialmente notable es en el caso de la intérprete asturiana. Su estado de buena esperanza provoca un espaldarazo importante a su perfil comercial tras un tiempo en el que había caído en picado. Analizamos de la mano de ‘Personality Media’, consultora especialista en posicionamiento de famosos, cuánto y cómo va a cambiar la imagen de Paula, la mejora en sus ingresos bancarios y los motivos que la habían llevado a ser algo más invisible para las marcas.

 

A la exmujer de David Bustamante se le abre un amplio abanico de posibilidades de cara a los medios de comunicación. La consultoría nos explica de qué manera lo notará: «Desde un punto de vista mediático cambia el foco y en lugar de ver lo que viste, lo que compra o de donde entra y sale, ahora el interés será entorno a su embarazo y eso le devolverá a un entorno de imagen familiar, mas cercano y de confianza del que se estaba alejando. Lo perfecto para ella es que se hablase de su carrera profesional, nuevas series, que le darían una diferencia en importante, junto a su maternidad… pero no puede llegar todo de golpe», nos cuentan.

Esta reducción de notoriedad mediática se ha cocinado a fuego lento y hay que remontarse a años atrás. Cuando Paula irrumpe en la escena pública lo hace como «la cabeza de una historia de éxito y felicidad; esposa de un artistas relevante, madre de familia discreta y sobre todo mucho éxito como actriz. Todo esto le permitió crear una imagen muy valiosa, que sumaba una serie de circunstancias, que la convertían en una marca muy atractiva, moderna y que marca mucha tendencia que ella defiende muy bien, junto con valores de familiaridad, confianza, modelo a seguir, cercanía, que hizo desaparecer de la noche a la mañana. El consumidor nota este cambio y rompe con el concepto que tenía de ella. Sus valores de imagen relacionados con entorno de empatía y familiaridad cayeron un 30% estos últimos año. Sigue marcando mucha tendencia y siendo muy atractiva, pero en el resto hubo una caída importante», argumentan desde ‘Personality Media’.

Las claves del descenso mediático de Paula Echevarría

Una vez está en la cresta de la ola, hay dos aspectos claves que hacen bajar su éxito: su desaparición de la televisión y su divorcio de Bustamante. De vender una imagen de perfección en el ámbito privado se dio paso a los problemas conyugales con Bustamante y a su nueva relación con Miguel Torres después: «Sus valores e imagen se evaporan, manteniendo solo sus valores físicos porque los de imagen cayeron un 30%», nos apuntan desde Personality Media.

Paula Echevarría
La actriz intentó disimular su incipiente barriguita con un total look de su firma /Gtres

Como buena influencer que es, Paula Echevarría goza de una inteligencia plena. Ella sabía que tras anunciar a bombo y platillo que está esperando un retoño, todo el mundo iba a estar pendiente de su primera aparición. Conoce el medio y tenía claro que las cámaras iban a ir a buscarla. Y así ha sido. Por ello se ha vestido con un look perteneciente a su firma propia, Space Flamingo, un proyecto que ha vuelto a retomar después de confirmar que la pandemia había supuesto un paso atrás importante en el crecimiento de su marca personal. Además, luce unas gafas pertenecientes a una de las colecciones que ha hecho para la firma Hawkers. ¿Qué mejor día para hacer promoción de su ropa? Nada es casualidad y la asturiana no da puntada sin hilo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

A todo color! ❤

Una publicación compartida de ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche) el

Ahora, la asturiana le vuelve a dar la vuelta a la tortilla con la noticia de su embarazo y recupera esa popularidad para las marcas que había perdido. Solo con ser madre ya consigue que diversas firmas del sector se interesen por su imagen. Nuestro experto lo tiene claro: «Desde el mismo momento que publicó que estaba esperando un hijo, marcas de carritos, de ropa para niños, de pañales, de ropa premamá y demás se han puesto en contacto con ella», sostiene.

Y de esta manera, a Paula Echevarría se le abre un espectro completamente nuevo porque ahora proyecta una imagen mucho más empática, familiar, cercana. Sin embargo, hay una asignatura pendiente para ella que la terminaría de dar el espaldarazo definitivo: que se hablara de éxitos profesionales y no de su vida privada que ha sido lo que la ha perjudicado de cara a su posicionamiento social y como imagen de marca.

 

 

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias