EL PEOR DÍA DE SU VIDA

Laura Matamoros desvela que padece la misma enfermedad que su padre

El diagnóstico llegó hace un año cuando acudió al especialista

  • LOOK

Ha tenido que pasar un año para que Laura Matamoros desvelara cuál ha sido «el peor día de su vida». La influencer acudía al oftalmólogo acompañada de Lucía, su hermana mayor y la más desconocida de la familia, donde le dilataron la pupila para hacerle una revisión. Tras su visita al especialista compartió cómo había transcurrido su cita médica, después de la insistencia se sus seguidores. Era entonces cuando la hija de Kiko Matamoros confesaba lo ocurrido en diciembre de 2019, un momento muy complicado por los problemas de salud que comenzaron en ese momento y que la hicieron acudir al médico.

Laura Matamoros
Su visita al oftalmólogo suscito la curiosidad de sus seguidores/@_lmflores

Con tranquilidad, después de los meses transcurrido, Laura ha contado que hace poco más de un año fue al oftalmólogo porque «me daban muchas vibraciones en el ojo y en los aviones tenía mucha presión», comenzaba explicando a sus fans. «Además tenía unos pinchazos muy profundos». Nada más verla, se le realizó un TAC de urgencia. «Fue el peor día de mi vida», reconoce recordando aquel momento.

Pero el susto continuó hasta que conoció el resultado de la prueba. Durante ese tiempo la cabeza de Laura no dejó de darle vueltas a las posibles enfermedades que podría padecer: «Pensaba en qué podía tener y qué podía pasar». Y solo quería «descartar un tumor en la cabeza, y después de descartarlo, descartar la esclerosis múltiple». «Fue un mes angustioso, estuve mal, triste, me sobrepasó», ha reconocido.

Laura Matamoros
El glaucoma está estable/@_lmflores

Finalmente los resultados de las pruebas fueron distintas a lo que imaginaba Laura, pero tampoco recibió noticias halagüeñas. «Tengo un glaucoma de tensión baja. Normalmente son de tensión alta», ha revelado sorprendiendo a sus seguidores contando que tiene la misma enfermedad que su padre, Kiko Matamoros.

Su diagnóstico además lleva añadido una complicación: «Tengo dañado el nervio óptico, veo muy poquito y de la mitad del ojo para abajo apenas tengo visión». Afortunadamente, y para tranquilidad de todos, Laura ha contado que en esta última revisión el oftalmólogo le ha confirmado que el glaucoma está estable y que no ha ido a peor, siendo esta la preocupación de todos. La it girl ha dado las explicaciones que creía pertinentes y lo ha hecho calmada y con total naturalidad. Igual que lo hizo su padre hace unos años en ‘Sálvame’, que hizo su relato sin ocultar su miedo a quedarse ciego.

Laura Matamoros, Kiko Matamoros
Laura padece la misma enfermedad que su padre/@kiko_matamoros

A él le diagnosticaron la enfermedad hace diez años y ya ha perdido la visión total de su ojo derecho. «Hace nueve años y pico me diagnosticaron el glaucoma. Tenía entonces un cuarenta y tantos por ciento de visión en el ojo derecho y un poquito mermada la del ojo izquierdo», decía entonces el colaborador. Y confirmaba que «ya no tengo visión en el ojo derecho. En el otro tengo la suficiente. Voy perdiendo visión, pero espero que la cosa tarde».

El colaborador además contaba que no había posibilidad de pasar por quirófano al tener los nervios ópticos afectados. «Es muy duro todo esto, sobre todo psicológicamente, pero no puedo hacer otra cosa. Lo que sí tengo claro es que el día que me quede ciego me quito de en medio, porque no quiero ser una carga para nadie».

A pesar de lo tajante de sus palabras y de las limitaciones que le ha producido la enfermedad, entre ellas, la de conducir, Kiko Matamoros sigue haciendo vida normal, acude a su trabajo y sigue disfrutando de la vida como sabe hacerlo, ahora arropado por sus cuatro hijos mayores, con quienes se reconcilió hace un tiempo. Ahora ya solo tiene pendiente retomar su relación con su hija Anita.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias