Sálvame

Kiko Matamoros continúa las confesiones sobre la parte más oscura de su vida

Tras hacer la confesión más complicada de su vida, Kiko Matamoros ha vuelto a hablar sobre sus adicciones y cómo influían en su vida con Makoke.

  • LOOK

Han pasado tres días desde que Kiko Matamoros hiciera la confesión más complicada de su vida, su adicción a la cocaína desde que tenía 15 años y, lejos de optar por guardar silencio, ha seguido acudiendo a su puesto de trabajo en ‘Sálvame’ para seguir hablando con la misma sinceridad. Este martes, el exrepresentante de famosos ha añadido nuevo datos, como que el periodo de su vida en el que más ha consumido fue en el que estuvo con Makoke, quien en estos días también ha acaparado muchos titulares.  Pero también ha insistido en algo que comentó el pasado domingo, que si ha dado este gran paso ha sido por haber sufrido ‘amenazas’.

Kiko matamoros
«No me gusta que me amenace nadie», ha repetido Kiko este martes / Telecinco

«No me gusta que me amenace nadie y no sé cómo han sido tan torpes los tres intervinientes de echarme un puso porque no me lo vais a ganar ninguno, porque tengo la verdad que vosotros queréis ocultar. En ese sentido soy de los que mueren matando. Me van a encontrar y si a la gente le ha parecido escandaloso, es solo una aperitivo», ha dicho muy serio. Él mismo es consciente de que haber hecho esta confesión puede provocarle dolor en el futuro, «posiblemente he dado armas para cuando se me quiera hacer daño en una dirección, que lo tengan más fácil, pero estaba ya muy saturado».

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros no tiene problemas en seguir adelante / Telecinco

Sobre su consumo, ha confesado que su ex, Makoke, nunca le dijo que no lo hiciera más y eso que para él la droga tenía un problema añadido. «Para mi la droga fue un problema porque tenía asociado la droga al sexo», ha continuado Kiko, «entonces si no había droga, no había sexo. Al final me producía un rechazo todo…», ha dicho sobre la parte más íntima de su relación. «empezaba a, de repente, ver las cosas como desde otro plano. Me dijeron en su día que si era un machista por no querer sexualmente nada con ella, pero lo que cuento es la verdad, son las sensaciones que he tenido y he vivido».

Una guerra que continúa

Makoke tampoco ha permanecido callada en estos días y este fin de semana, en pleno directo, recibía un burofax de su ex en el que este le exigía la maquinaria de gimnasio que le pertenece y que le cedió a él una empresa deportiva y es que, en caso de no devolverla, podría caer en un delito de apropiación indebida. La rubia aprovechó la situación para explicar que si estos objetos continúan en la casa en la que vive es porque cuando se separaron Kiko no tenía dinero y quería vendarlas. «Kiko tenía un comprador y yo le dije que no, dije que se quedaran en casa hasta que esto se solucionara». «Si las quiere yo se las doy. Que se lleve lo que quiera. Pero tengo que mirarlo porque no me fío nada de este hombre porque miente más que habla, no os imagináis los líos que tiene, pero quiero hacer hincapié de la maldad de hacerlo aquí», sentenciaba.

Diego Matamoros, Kiko Matamoros, Laura Matamoros, Jorge Javier Vázquez
La relación entre Kiko y sus hijos Laura y Diego está mejor que nunca / Gtres

Apenas unas horas después, Kiko Matamoros respondía durante su paso por ‘Sábado Deluxe’, dejando claro con su respuesta que aún tienen muchas cosas que resolver, «lo que estaba haciendo conmigo era un atropello, conmigo y con los titulares de esas máquinas. La reclaman los propietarios, hay un contrato de cesión de esa maquinaria a mí, no a ella ni a su hijo».

Mientras que con Makoke y Javier Tudela las cosas cada vez van a peor, Kiko Matamoros está en un buen momento con sus hijos Diego y Laura. Los dos se han preocupado por él en los últimos días y, de hecho, Diego no ha dudado en salir a su defensa en su canal de MTmad, donde ha descrito a la ex de su padre como una «sanguijuela».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias