Kiko se harta

El último feo de Isabel Pantoja a Kiko Rivera: no felicita el cumpleaños a su nieta

El vaso de la paciencia de Kiko Rivera se ha desbordado. Su madre no ha felicitado a la pequeña Ana tras cumplir 5 años y el DJ va a por todas contra su progenitora en los tribunales.

  • LOOK

Isabel Pantoja no ha felicitado a su nieta por su cumpleaños. La pequeña Ana, hija mayor de Kiko Rivera e Irene Rosales, cumplía esta semana 5 añitos de edad y no ha recibido la llamada de su abuela. Un gesto que colma la paciencia de su su hijo, que no perdona este feo y que sirve como detonante para que se haya decidido a llegar hasta donde haga falta contra su madre.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko)

Y ese ‘donde haga falta’ son los tribunales porque no hay pero dinamita que la sensación de decepción y el dolor hacia un ser querido y Kiko se siente así. Ya no es que la cantante no haya dado paso alguna en pro de intentar una reconciliación con su pequeño del alma, sino que también se olvida (voluntariamente o no) de felicitar el cumpleaños a su nieta. Esta habría sido una buena oportunidad para intentar ese acercamiento entre madre e hijo que tanto se demora.

Kiko Rivera lleva meses esperando una llamada de su madre. Ya lo dijo durante una conexión con ‘Viva la Vida’: «Si mi teléfono suena y me da las explicaciones necesarias, todo esto se frenará públicamente». Tampoco cuando murió el padre de Irene Rosales estuvo junto a su hijo y nuera, si bien es cierto que sí que habló por mensaje con la mujer de Kiko. No hubo más comunicación y la ausencia de una felicitación a la pequeña Ana ha rebasado los límites de la paciencia del hijo de Paquirri.

Los colaboradores de ‘El Programa de Ana Rosa’ consideran que la reconciliación es prácticamente imposible. Marisa Martín Blázquez ha contado la decepción de un Kiko que albergaba la esperanza hasta última hora de la noche al menos un whatsapp por parte de Isabel Pantoja. Incluso, le ha dolido más eso que todo el conflicto abierto con ella.

Muy elogiado ha sido también el ejemplar comportamiento de Irene Rosales en esta situación. Ni una mala palabra sobre Pantoja y cuando sus hijas le preguntan por la única abuela que les queda con vida, les dice que «la abuela Isa está cuidando de la abuela Ana que está malita y que no puede verla por el bichito», en referencia al coronavirus. Su objetivo es que las niñas no noten la carencia afectiva fruto de la guerra Kiko vs. Isabel dado que están atravesando un delicado momento tras perder a sus dos abuelos maternos en tan solo un año.

Irene Rosales en 'Viva la vida'./Telecinco
Irene Rosales en ‘Viva la vida’./Telecinco

El paso del tiempo y estos desplantes no hacen más que empeorar la tensa relación que tienen Kiko e Isabel Pantoja. Parece que el único camino posible conduce a los juzgados, allá donde nunca habrían imaginado llegar. El sevillano lo tiene claro y el comunicado enviado a través de sus abogados ya avistó que recurriría a la justicia si fuera necesario: «Tras recopilar la documentación necesaria para determinar la viabilidad de los diversos procedimientos que se pueden plantear, y tras mantener varias reuniones con nuestro cliente, los Letrados integrantes de este despacho profesional se encuentran trabajando sobre las diversas alternativas existentes, tanto judiciales como extrajudiciales, para depurar las posibles responsabilidades de todas aquellas personas que intervinieron activamente tanto en las gestiones que derivaron de la partición hereditaria del Sr. Rivera Pérez, como en la administración de los bienes, así como en los actos posteriores que se han realizado hasta la fecha». Más claro, agua.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias