Amor a prueba de bombas

Fidel Albiac, un incondicional en la vida de Rocío Carrasco

Fidel ha sido el apoyo más fuerte que Rocío Carrasco ha tenido durante toda su vida y el hombre "con el que llegó la luz y la ilusión".

Ver vídeo

«En verano de 1999, en Chipiona, aparece Fidel y yo estaba sentada en una butaca comiendo pipas viendo pasar a la gente. De repente, veo que va pasando por la calle una amiga de mis primas y la saludo. Ahí me presentó a Fidel. De repente, no sabía donde meterme. Fue un impacto pero ese día supe que sería para mí». Con esta firme declaración de intenciones, Rocío Carrasco introdujo en su documental la figura de Fidel Albiac.

La pareja de Rocío ha sido su más firme apoyo en todas las situaciones difíciles- que no son pocas- que ha tenido que afrontar. El sevillano se convirtió desde ese verano, cuando se quedó prendado de él. Lo suyo empezó como una amistad ya que él estaba saliendo con Rocío Mestre, pero terminó derivando en un amor de película.

Fidel Albiac y Rocío Carrasco / Gtres
Fidel Albiac y Rocío Carrasco / Gtres

Fidel Albiac ha ejercido de amigo, novio, marido, abogado, consejero y sostén de la hija de Rocío Jurado. Siempre entendió que debía estar al lado de su amada pero desde un segundo plano. No ha buscado la atención mediática pero tampoco la ha necesitado para ser uno de los personajes más controvertidos de la crónica social. Su romance empezó ya con polémica puesto que se acusó a Rocío Carrasco de haberle puesto los cuernos a Antonio David Flores con él, algo que negaría ella misma en el documental: «No fui infiel pero debería haberlo hecho», comentó.

«Con él llegó el amor y la comprensión, pero no ha sido fácil», dice Rocío. Desde luego que no lo ha sido. Fidel Albiac fue señalado por algunos detractores como un interesado que solo buscaba un rédito económico al acercarse a la hija de La Más Grande. 22 años más tarde de cruzarse por primera vez siguen unidos como el primer día, demostrando que lo suyo no se regía por el dinero.

Contra todo pronóstico, la oposición más grande la encontró en la propia familia de su pareja. Pedro Carrasco y Rocío Jurado no veían con buenos ojos a Fidel Albiac e incluso llegaron a culparle del accidente de coche que casi le cuesta la vida a Rociíto. Así lo relataba ella: «Un coche tomó la curva e invadió el sentido contrario. Fidel dio un volantazo, pero no pudo enderezar el volante. Me llevaron al 12 de Octubre en helicóptero y a Fidel en ambulancia. Le dije a Fidel que si descapotábamos el coche, pero no quiso. Recuerdo que no veía, pero notaba que mi madre me daba la mano. Abrí el ojo y vi a mi madre y me dice ‘¿Ro estás bien?’ Yo le pregunto que cómo esta Fidel, entonces el vino y me dijo que estaba bien. Después me quedé inconsciente durante dos semanas. Me indujeron a un coma, tenía un traumatismo craneoencefálico y una vértebra deshecha. Mi familia no se lo puso fácil a Fidel. Mi padre le llegó a decir que se fuera del hospital», explica en ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’.

La familia de Rocío Carrasco no veía con buenos ojos la relación entre Fidel y Rocío / Gtres
La familia de Rocío Carrasco no veía con buenos ojos la relación entre Fidel y Rocío / Gtres

La exmodelo asegura estar igual o más enamorada que nunca pese a la presión mediática que dicen haber sufrido los dos. Como quiera que sea, el tiempo los mantiene unidos y por algo será. Su historia de amor se escribe con sudor y lágrimas pero también con vino y rosas.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias