Se esconde

El extraño comportamiento de Raquel Mosquera tras salir del hospital

La exmujer de Pedro Carrasco recibe el alta médica tras permanecer ingresada 12 días a consecuencia de toda la tormenta mediática originada por el testimonio de Rocío Carrasco.

Ver vídeo

Raquel Mosquera ya está en casa y con el alta médica bajo el brazo tras superar el brote psicótico que sufrió. La exmujer de Pedro Carrasco ingresó hace 12 días en el Hospital Puerta del Hierro de Madrid tras mantener un rifirrafe con Rocío Carrasco. Ha sido este lunes 26 de abril por la mañana cuando su pareja y padre de su hijo menor, Isi, ha acudido al centro médico a recogerla y llevarla a casa.

La peluquera ha despertado cierta preocupación al no querer ser vista por los medios de comunicación que filmaban su salida del hospital. Para eso se ha tapado la cara con el abrigo mientras caminaba delante de su novio, que procuraba que no se la viera nada. Al comprobar que la prensa la esperaba a las puertas, Raquel se daba media vuelta para no pasar por delante, pero era Isi quien volvía a por ella y pedía «por favor» a los reporteros que no la agobiaran. Los dos han mantenido silencio y no han revelado cómo se encuentra ni si tiene que seguir un tratamiento o volver a ingresar.

Isi ha sido el encargado de gestionar todo el alta médica y quien la ha llevado de vuelta al domicilio de ambos. No quiere separarse de ella. Unos minutos antes de acudir al hospital era abordado por los medios de comunicación, que le preguntaron por el estado de salud de Raquel Mosquera. El empresario no se quiso pronunciar, tampoco sobre los supuestos problemas que ha tenido su negocio en Móstoles, pero respondió con un escueto «pronto la veréis».

Raquel Mosquera está diagnosticada con un trastorno de bipolaridad desde el año 2006 y no es la primera vez que ingresa de urgencia por un brote psicótico. Los últimos días habían sido un completo calvario para ella, que había visto cómo su nombre volvía a la primera plana a raíz del documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. La hija de su marido reveló, entre otras cosas, que no había vuelto a hablar con ella y la acusó de haberse apropiado de un reloj de oro de la marca Rolex, que tenía un gran valor sentimental para Rocío Carrasco porque su padre lo llevaba «siempre» y porque tiene grabada la fecha en la que se casó con Rocío Jurado.

Raquel Mosquera no ha querido ser vista a su llegada a casa / Gtres
Raquel Mosquera no ha querido ser vista a su llegada a casa / Gtres

Previamente a su ingreso, Raquel Mosquera había estado respondiendo a referencias a ella en su Instagram. «Ya que él no se puede defender. Y porque creo también en la justicia divina, aparte de la terrenal. No voy a consentir que nada ni nadie manche su imagen pública ya que fue una bellísima persona y un gran señor, en todos los aspectos y sentidos», ha comenzado diciendo Raquel viviblemente molesta. Además, ha querido aprovechar la oportunidad para elogiar al que fue su marido. “Especialmente, un buen y magnífico padre, buen hijo y esposo, sin olvidar que fue y será siempre un magnífico deportista y campeón del mundo de boxeo. ‘El marino de los puños de oro’, ¡aunque se me vaya la vida en ello!», publicó en la red.

Durante estos días ha sido su familia quienes han mantenido informados a todos del estado de salud de Raquel Mosquera, que ya descansa en casa tras otro susto importante.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias