A corazón abierto

Carmen Borrego confiesa sentirse sola: «Terelu se ha mojado poco para defenderme y soy su hermana»

La benjamina de las Campos paga caras sus declaraciones sobre Rocío Carrasco y confiesa haber recibido amenazas de muerte. Siente que su familia no la ha arropado todo lo que debería.

  • LOOK

Carmen Borrego ha tocado fondo. La hija pequeña de María Teresa Campos ha concedido una entrevista a Mila Ximénez en ‘Lecturas’ en la que denuncia la horrible situación que está viviendo desde que protagonizara aquella portada en la que aseguraba que Rocío Carrasco nunca perdonaría a su hija. Confiesa haber recibido amenazas de muerte, haber tenido que acudir a la Guardia Civil y deja entrever su malestar con Terelu por no haber sacado la cara por ella ante las cámaras cuando peor lo estaba pasando.

Después de asegurar que llevaba semanas replanteándose dejar la televisión, Borrego ha abierto su corazón y pensamiento para hacer público su infierno: «Tras la última entrevista toqué fondo. Me daba miedo salir a la calle. No me levantaba de la cama y tuve que hacer terapia con un psicólogo», comienza diciendo. Carmen considera que el problema es ella misma y se compara con Terelu Campos: «Debe ser que caigo mal. A Terelu no le ha caído lo que a mí. Quizá sea yo la única que no puede dar una entrevista».

Carmen Borrego y Terelu Campos / Gtres
Carmen Borrego y Terelu Campos / Gtres

La entrevista sirve para ver cómo la colaboradora de televisión esperaba otra cosa de su hermana tras sufrir lo que ella considera un linchamiento público por parte de algunos compañeros de Telecinco: «No lo he hablado con ella, no te voy a mentir», cuenta. Pero según avanza la charla, Carmen Borrego va explayándose más en este asunto: «Cuando tuvimos lo nuestro (se refiere al rifirrafe con Mila) le dije: ‘no te he visto nunca enfrentarte a Mila y decirle que parases ya, que estabas hablando de su hermana’. Pero no le puedo pedir que me defienda, tiene que salir de ella», comenta. Sí que cuenta que en una ocasión la defendió públicamente: «Terelu sacó la cara por mí una vez y estuvo muy preocupada. Dijo que me había creído todo lo que se decía en platós de mí. Me creí que era una mierda. Luego ya no volvió a sacar la cara», dice.

Carmen Borrego siente que su familia no ha estado a la altura en este momento tan duro: «No me defiende nadie, lo tengo clarísimo. Me he sentido muy sola. No se lo tengo en cuenta pero hay días que me cabreo como una mona, aunque intento separar».

La hermana pequeña de Terelu cuenta que ha necesitado acudir a las autoridades: «He recibido anónimos y amenazas de muerte. He tenido que ir a la Guardia Civil por anónimos que me han dejado en el buzón de mi casa en persona, sin sello ni nada». Las cosas han ido demasiado lejos: «Una persona llegó a esperarme en la puerta de mi casa para insultarme. Me paraliza». Todo esto ha creado en ella un bajón de autoestima considerable: «He perdido la autoestima ante una cámara. Me he sentido una mierda. He tenido la sensación de que todo lo que hago está mal, esto te va tocando psicológicamente», argumenta, muy dolida con la situación que está viviendo.

Pese a que ha tenido muchísimas ganas de mandarlo todo lejos y empezar una nueva vida, Carmen Borrego es consciente de que la televisión es su única fuente de ingresos. Se ha sentido acorralada y vapuleada mediáticamente, pero asume que «necesito trabajar más incluso de lo que trabajo porque tengo que cuidar mucho mi economía». Al mismo tiempo, la hija de María Teresa Campos es consciente de que ha tenido que bajar su tren de vida: «No me falta para comer ni para pagar la luz pero ya no vivo como antes».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias