Mal avenidos

La enésima batalla entre Brad Pitt y Angelina Jolie no es por lo que te imaginas

Angelina Jolie y Brad Pitt / Gtres
Angelina Jolie y Brad Pitt / Gtres

Brad Pitt y Angelina Jolie no se ponen de acuerdo para absolutamente nada, menos aún desde que el juez dictase la custodia compartida de sus hijos, tal y como pidió el actor. Los dos últimos escollos que han encontrado están relacionados con la residencia que ambos tienen en la Provenza francesa, y con el champán Château Miraval Pink, que ambos producen en codirección con Marc Perrin.

La actriz considera que su expareja está tratando de bloquear la venta de los viñedos que hay en la vivienda gala, que considera suyos. Por eso le ha solicitado a la Justicia la anulación temporal de la orden que impide que tanto uno como otro puedan tomar decisiones de carácter financiero sobre las propiedades que todavía les unen. Pero el intérprete sostiene que es propiedad de los dos desde que se adquiriesen en el año 2011, cuando todavía no estaban casados.

Brad Pitt Leonardo Dicaprio cambio físico 20 años
Brad Pitt y Angelina Jolie / Gtres

El problema para Angelina Jolie viene porque, según el medio ‘Us Weekly’, habría encontrado un comprador para ese terreno apto para la producción vínicola, pero en vano, puesto que Brad Pitt no ha dado su consentimiento para que se anule la orden que le permite renunciar a su parte del castillo de Miraval, en la mencionada Provenza. Y tampoco ella quiere que el padre de sus hijos continúe con la explotación de los viñedos.

El equipo jurídico que vela por los intereses de la estrella de ‘Maléfica’ se ampara en que fueron comprados por Jolie mucho antes de casarse con Brad, algo que sucedió el 23 de agosto de 2014.  Ha presentado en el juzgado y en hasta dos ocasiones en los últimos meses los documentos para deshacerse de los bienes pero el magistrado no ha tomado una decisión hasta el momento. Sin embargo, Jolie no se da por rendida y ha pedido otra vista para el 22 de septiembre con el objetivo de que se elimine la orden judicial que la impide operar sobre la propiedad.

Brad Pitt
Brad Pitt y Angelina Jolie, a un paso del divorcio definitivo/ Gtres

En el año 2017 se puso a la venta la majestuosa mansión donde el exmatrimonio, conocido como ‘Brangelina’, pasaba sus vacaciones. Se trata de una imponente finca de 500 hectáreas por la que pagaron 55 millones de euros en 2012. A ese precio salió al mercado pero a día de hoy todavía no han encontrado un comprador y Angelina Jolie no quiere que se le escape. De todas esas hectáreas, unas 50 están dedicadas a la producción de vinos blancos y rosados con denominación de origen Coteaux Varois y Côtes de Provence. Un bien que no encuentra salida y que está dentro de la inmensa fortuna de 422 millones de euros que amasaron como patrimonio común.

Esta batalla es solo una más dentro del infierno que está siendo ponerse de acuerdo. Antes de esto tuvo lugar la más dura de las guerras, la custodia de sus hijos, donde Brad Pitt se anotó un tanto frente a Angelina Jolie. Esto comenzó hace tres años cuando ella acusó le acusó de no pagar la manutención de sus hijos. Presentó unos documentos en la Corte Suprema de Los Ángeles donde le exigía que pagase el 50% de los gastos, así como una compensación retroactiva. Pero Pitt sostenía que había pagado más de 1,5 millones de euros en facturas de Angelina y sus hijos desde su ruptura, y añadiendo que le había dejado casi 10 millones de euros a la madre de sus hijos para comprar la vivienda en la que residía en ese momento.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias