No para

Alejandra Rubio: complicidad, cafés y cachimbas entre amigos

La hija de Terelu Campos continúa con su maratón de salidas y esta vez se rodea de unos buenos amigos en la noche madrileña

  • LOOK

Tercera salida de ocio en apenas una semana para Alejandra Rubio. La hija de Terelu Campos ha cogido la fase 1 de desescalada con muchísimas ganas. Algo a todas luces normal cuando se ha pasado una larga cuarentena de 12 semanas sola en su casa. Esta vez Alejandra se ha reunido con un par de amigos para disfrutar de la noche madrileña. El plan ha tenido lugar en una terraza cercana a su domicilio, ya que todavía no se permite la estancia de clientes en el interior de los establecimientos. Algo que sí se producirá -previsiblemente- la próxima semana con el inicio de fase 2.

Alejandra Rubio y sus amigos -un chico y una chica- estuvieron tomando unos cafés y disfrutando de una cachimba o shisha. Tras un buen rato y con la noche ya caída, Alejandra se marchó a casa caminando junto a su amigo, con quien compartía bromas, risas y buenos momentos. En principio no hay constancia de que el chico que le acompañase fuese su nueva ilusión. No se dedicaron gestos cariñosos pero no hay que olvidar que la influencer confesó esta semana que estaba conociendo a un chico de unos 30 años del que no desveló la identidad. Por el momento prefiere llevar con cautela este comienzo de romance y no darlo a conocer.

El último plan de ocio de Alejandra Rubio fue con su madre la pasada semana. Madre e hija salieron a tomar algo para disfrutar de la puesta de sol el pasado miércoles. Lo anecdótico fue que Terelu era una más dentro del grupo de amigas de su hija. Unos días antes de quedar con su madre, hizo lo propio con su padre. De hecho, la cita con su progenitor fue la primera que llevó a cabo desde que se permitían reuniones. Padre e hija compartieron mesa y mantel en un restaurante en el que disfrutaron de una agradable comida en la que se pusieron al día tras meses separados por este duro confinamiento. Aunque hoy en día las redes sociales posibilitan estar en contacto permanente, ningún WhatsApp igualará un encuentro cara a cara ni el contacto físico entre dos personas queridas.

Tal y como se aprecia cada vez que se las ve juntas, madre e hija disfrutan de una envidiable relación. No obstante, hace tiempo tuvieron unos altibajos. La joven se disculpó públicamente con su mamá por marcharse de casa justo cuando tuvo una recaída del cáncer que sufrió: «Solo pensé en mí, me siento culpable de no haber estado con ella», se explicaba. Terelu la perdonó de inmediato.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias