Terelu es una más

El planazo de fase 1 de Alejandra Rubio y Terelu Campos

Alejandra Rubio se lleva a su madre, Terelu Campos, con sus amigos para disfrutar de una agradable velada en una terraza de Madrid, aprovechando la fase 1 de desescalada.

  • LOOK

Alejandra Rubio está exprimiendo bien esta primera semana en la que Madrid se encuentra en fase 1 de desescalada. No ha pasado un día en el que no se la haya visto. Desde el pasado lunes ya se puede acudir a las terrazas de los restaurantes en compañía de máximo 10 personas. La influencer y su madre tienen una grandísima relación y buena prueba de ello es que Alejandra se ha llevado a Terelu Campos con sus amigos. ¿El plan? Una puesta de sol en una terraza de la capital. Mejor, imposible.

Si los primeros encuentros han sido en la nueva casa de la colaboradora de Viva la Vida, que Alejandra ha podido ver ya con la mudanza hecha, ahora la cita ha sido en un bar cercano a sus domicilios. Como dos amigas, más que como madre e hija, la hija y la nieta de María Teresa Campos retomaron de alguna manera la tan extrañada normalidad saliendo a cenar con varias personas más. Como si de un grupo de amigas se tratase, Terelu y Alejandra compartieron mesa y confidencias con amigos a los que han extrañado durante este tiempo. A la joven se la veía feliz, no paraba de sonreír e intercambiar impresiones con su madre quien, por su parte, prácticamente no se quitó la mascarilla protectora en ningún momento.

Lo cierto es que Alejandra Rubio no ha parado estos últimos días. Tenía muchísimas ganas de salir de casa después de haber pasado los tres meses de confinamiento sola. Quería relacionarse, reír y celebrar que -muy poco a poco- vamos avanzando en la lucha contra la pandemia. Al comienzo de la semana la vimos junto a su padre en otra terraza, donde estuvieron comiendo y poniéndose al día en estos tiempos tan duros. Después también iría a ver a su gran amigo Aless Gibaja.

El miércoles tuvo lugar la reunión con su madre y amigas. Esa misma mañana estuvo visitando el nuevo hogar de su madre en el madrileño barrio de Aravaca. Un lujoso piso por el que pagará un alquiler de 2.000 euros mensuales. Las cosas entre ellas van viento en popa. No obstante, Alejandra Rubio quiso pedir perdón a su madre hace unos días por marcharse de casa justo cuando su madre tuvo una recaída del cáncer que sufrió: «Solo pensé en mí, me siento culpable de no haber estado con ella», se explicaba la joven. Su madre llamó en directo para decirle que no le guardaba ningún tipo de rencor.

Si quieres ver todas las imágenes del encuentro entre Terelu Campos y su hija, ¡sigue leyendo!

Lo último en Actualidad

Últimas noticias