Las 6 claves para que no te roben en un parking

Parking
Aparcar tu coche en un parking es aparentemente más seguro que hacerlo en la calle, pero no está de más tomar ciertas precauciones para evitar disgustos.

Aparcar un coche en un parking es más seguro que hacerlo en la calle. Hasta aquí todos de acuerdo. Pero no, amigos, no es infalible. Los amigos de lo ajeno también merodean por los aparcamientos cerrados, tanto públicos como privados. Además, si tenemos en cuenta los datos de un informe realizado por YourParkingSpace, empresa de alquiler de plazas de garaje en Reino Unido, estamos hablando de que un 20% de los delitos relacionados con vehículos se dan en estos establecimientos. Vamos, por tanto a darte una serie de consejos para evitar desgracias.

Planificación y acción

Si tienes la oportunidad, no está de más que planifiques tu aparcamiento lo más posible. Conocer el parking te permitirá dejar tu coche en aquellas plazas donde las cámaras de vigilancia tengan mejor acceso, por ejemplo. Además, si puedes aparcar en un lugar donde haya bastante luz dificultarás más la tarea de los malechores.

Ojo con lo que dejas en el coche

Es muy importante que trates de no dejar ningún objeto a la vista, por muy poco valor que éste creas que tenga. Puede ser justo lo que necesite el ladrón. Además, si sabes que vas a acabar dejando el coche en un parking, no está de más que trates de dejar todo lo que vayas a dejar en el maletero antes de iniciar tu trayecto. Si lo haces ya con el vehículo aparcado, puede que alguien te vea y actúe en consecuencia.

Observa el parking

Mientras buscas aparcamiento, debes fijarte en todos los detalles del parking. Salidas peatonales, vías de escape, posibles personas con no muy buena pinta… Recuerda que en un lugar cerrado como estos, no solamente te pueden robar el coche, sino que también puedes ser tú mismo la víctima. Tener claro por dónde debemos huir en caso de problemas puede ser la diferencia entre un susto y algo peor.

Ojo con las llaves

Cuando vayas a recoger tu coche del parking, lleva las llaves en la mano. Esos segundos que pierdes en buscarlas justo al lado del vehículo pueden ser vitales si está cerca de ti alguien con malas intenciones.

Cualquier sospecha puede evitar una tragedia

Si cuando vas circulando o andando por las instalaciones del parking ves algo que no te cuadra, ya sea en forma de persona sospechosa o, directamente, si crees que tu coche ha sido asaltado, avisa al responsable de las instalaciones, llamando inmediatamente a la policía.

Jamás te enfrentes a un ladrón

Si llegas al parking justo en el momento en el que los ladrones están actuando, por mucha impotencia que te dé, llama a la policía sin que te vean. Enfrentarte a este tipo de gente solamente te puede ocasionar una desgracia que puede ir más allá de lo material. Lo mismo os recomendamos si sois abordados -ya sea en un aparcamiento o donde sea-. Ofrecer resistencia puede acabar en drama.

Lo último en Motor

Últimas noticias