NUEVO VARAPALO

La administración Trump pone un ‘último gran escollo’ a los planes de los Sussex

Meghan
Los duques de Sussex en una imagen de archivo / Gtres

Cuando Harry y Meghan pensaron en mudarse a Los Ángeles para iniciar una nueva vida junto a su hijo Archie lo que se imaginaban era que iban a estar lejos de la Familia Real y fuera del ojo mediático. Sin embargo, parece que a los duques de Sussex no hacen más que abrírseles nuevos frentes de polémica con los que tienen que lidiar. El último, con la fundación Archwell, cuyo nombre está inspirado en el término griego ‘Arché’ (principio).

 

Si en un primer momento fue la reina Isabel la que no les permitió seguir con el nombre “Sussex Royal”, ya que las leyes británicas no autorizan que un exmiembro de la Familia Real pueda hacer uso del calificativo ‘royal’ para actividades potencialmente lucrativas, ahora son las autoridades norteamericanas las que les ponen trabas a su proyecto. Y es que parece que hay rumores que relacionan a la entidad con una trama para evadir impuestos, más allá de sus supuestos fines benéficos, a lo que se suma que además los Sussex han tenido que parar sus planes durante varios meses a raíz de la pandemia del coronavirus.

Meghan y Harry Sussex
Los duques de Sussex no pueden comenzar su labor benéfica / Gtres

El tabloide “The Sun” publicaba hace unos días unos documentos que confirmaban la peor de las noticias para la pareja: la Unidad de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos les ha negado la posibilidad de registrar la marca “Archwell”. Según la unidad, la solicitud de los Sussex no es lo suficientemente concreta y además, no habrían abonado el pago de algunas tasas adicionales, que no se determinan de manera explícita. Fue a principios de marzo cuando el matrimonio presentó toda la documentación necesaria y lo hizo a través del despacho de abogados Cobblestone Lane LLC, con sede en Delaware.

La administración Trump pone un ‘último gran escollo’ a los planes de los Sussex
Los Sussex en una imagen de archivo, cuando aún eran miembros activos del clan Windsor / Gtres

Las irregularidades a las que hace referencia la institución tienen que ver con varios aspectos de la solicitud. Por un lado, parece que no se especificaba una página web con contenido relacionado con la filantropía o el voluntariado, no se especificaba de manera clara la naturaleza de la marca y tampoco estaba firmada. El bufete de abogados recibió una primera negativa, pero la solicitud de los Sussex tampoco pasó la prueba el pasado 26 de mayo. Según parece, la pareja tiene la intención de hacer una serie de cambios para cumplir con los requisitos exigidos por la unidad, pero si no lo consiguen de cara al mes de agosto, abandonarán su propósito.

Esta es solo la última polémica que salpica a Harry y Meghan. Hace unos días, Justin Trudeau, el primer ministro canadiense se ha visto en el punto de mira por sufragar varios de los costes de seguridad de la pareja durante su estancia en Canadá. Según publican varios medios del país, la Federación Canadiense de Contribuyentes ha descubierto que el cuerpo de policía gastó más de 50.000 dólares en horas extra y costes de logística para la seguridad de los Sussex entre las fechas que van del 18 de noviembre de 2019 al 19 de enero de 2020. Una elevada cifra que, sin embargo, no incluyen los salarios de los policías hasta que la pareja abandonó Vancouver a mediados de marzo.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias