Sin miramientos

Tamara Falcó rompe con la familia de Íñigo Onieva en el metaverso

Íñigo Onieva y Tamara Falcó / Gtres
Íñigo Onieva y Tamara Falcó / Gtres

«El viernes por la noche empezó a decir ‘puede que sea verdad’. Le dije ‘que sepas que me da igual que hayan sido seis segundos o un nanosegundo en el metaverso, como esto sea verdad, esto se acaba». Con estas palabras, Tamara Falcó explicó a la prensa cómo fue consciente de que Íñigo Onieva le mentía y que le había sido infiel unas semanas atrás. Una expresión muy llamativa y sorprendente utilizada por la marquesa y que ha calado en la sociedad.

Para quien desconozca la acepción de la palabra metaverso, cabe destacar que es un universo post-realidad, un entorno multiusuario perpetuo y persistente que fusiona la realidad física con la realidad virtual. Ni ahí es donde Tamara quiere cruzarse con su exnovio y por eso tomó la decisión de bloquearlo de las redes sociales el pasado fin de semana.

Tamara Falcó en el evento de Kronos Homes
Tamara Falcó en el evento de Kronos Homes

Un proceder que ha repetido ahora con su círculo más íntimo. La hija de Carlos Falcó ha dejado de seguir a la hermana de su ex, Alejandra Onieva, así como a su madre, Carolina Molas. De estas dos, ha sido esta última la única en pronunciarse tras la ruptura sentimental entre su hijo y su exnuera: «Estamos muy tristes. Muy mal, todos muy mal», decía a la salida de su domicilio.

A ellas se les han unido otras ocho personas aproximadamente a las que Tamara ha dado unfollow. Quizá tengan algún tipo de vínculo con Íñigo. La colaboradora no quiere tener ni un ápice de contacto con la que hasta hace poco era su familia política porque no le va a hacer bien. Una prueba más de que es consecuente con sus palabras y que no contempla una reconciliación. Le ha hecho demasiado daño.

Mientras tanto, al otro protagonista de esta historia parece habérselo tragado la tierra. Íñigo Onieva no ha dado señales de vida, pero LOOK ha podido hablar en exclusiva con un buen amigo suyo, vinculado al mundo de la noche, para conocer de primera mano su estado: «Está sufriendo una barbaridad. No entiende la repercusión mediática y se encuentra completamente devastado y fuera de juego. Estaba esperando a que todo se tranquilizara para apostar por ello (una reconciliación) pero flipó en colores viendo las intervenciones de Tamara, no se la esperaba tan entera», nos contó.

Lo cierto es que la imagen pública de Íñigo se ha visto socavada en los últimos días por su infidelidad, algo que le ha dejado absolutamente destrozado, así como perder el amor de la que él definía como mujer de su vida. No ha vuelto a subir contenido a las redes sociales, pero sí que ha dado un giro a su privacidad al desactivar los comentarios de sus publicaciones.

Por su parte, Tamara Falcó ha tomado la decisión de cambiar de aires y marcharse a México junto a unas amigas. Allí atenderá una serie de compromisos profesionales y desconectará después de una semana de auténtica locura.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias