Sofía Bono, tajante sobre su adopción: «no quiero encontrar a mis padres biológicos»

Ver vídeo

La familia que han formado José Bono y Ana Rodríguez siempre ha permanecido muy unida, incluso en los momentos más complicados a los que ha tenido que enfrentarse, como el divorcio de la pareja hace más de una década. De hecho, a pesar de su separación, Bono y su ex siguen manteniendo una relación muy estrecha y no es extraño verles coincidir en ocasiones o compartir jornadas junto a sus cuatro hijos, Amelia, Ana, José y Sofía.

A pesar de que en los últimos meses han sido Amelia y José quienes han acaparado la mayor parte de la atención debido a que ambos han tomado una importante decisión respecto a su vida personal – Amelia anunciaba su separación de Manuel Martos mientras que José confirmaba la cancelación de su boda con Aitor Gómez – lo cierto es que la pequeña Sofía está viviendo uno de sus veranos más especiales.

Sofía Bono
Sofía Bono en una imagen de archivo con su padre / Gtres

La benjamina del clan es la que menos está acostumbrada a la exposición mediática, aunque cada vez genera más interés. A diferencia de sus hermanos, Sofía fue adoptada en Chile en 2001. A sus 20 años, la joven se ha convertido en foco de la actualidad tras dar a conocer en las redes a su novio y hacer unas declaraciones a la revista Vanity Fair y al diario chileno La Tercera sobre su adopción.

La hermana pequeña de Amelia Bono está viviendo un verano mágico en compañía de Borja Gómez de Mendoza. Junto a el jerezano ha disfrutado de unos días inolvidables en Montecarlo y Portugal, además ha hecho algunas paradas en Marbella, Cantabria y, Salobre, el pueblo donde nació su padre.

Sofía ha contado los comienzos de su historia, cuando sus padres biológicos decidieron dejarla en la Casa de Acogida para Lactantes, en Providencia, con tan solo cuatro días de vida. Dos meses después los Bono la sacaron de allí: «llegaron a Chile y se quedaron a prueba. Para ver cómo me cuidaban, por temas burocráticos y tal. Para poder realizarse la adopción tenían que estar seguros de que la familia que me adoptase me iba a cuidar bien. Estuvieron conmigo un mes. Y ya nos volvimos a España», recuerda la joven sobre cómo fueron sus primeros días con la familia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sofia Bono (@sof_bono)

Después de esta estancia en Chile, el que fuera ministro de Defensa y su entonces mujer volvían a España y eran recibidos por sus tres hijos en el aeropuerto con gran ilusión. En aquel momento, Amelia, Ana y José tenían 19,18 y 16 años respectivamente. La llegada de Sofía fue una gran alegría para toda la familia.

Aunque tiene previsto viajar a Chile en cuanto las circunstancias lo permitan y poder visitar a las cuidadoras que la atendieron en sus primeros meses de vida: «es de las cosas más importantes que tengo pendientes. Ir allí. Conocer el Estadio Español. Hablar con mis cuidadoras. Solo las conozco por las fotos. Mi padre sí ha hablado con ellas en alguna ocasión. Y cuando vaya las quiero conocer. Y me gustaría recorrer Chile entero, de punta a punta», asegura.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sofia Bono (@sof_bono)

Sin embargo, no necesita saber quienes son sus padres biológicos, ni tampoco quiere  buscarlos: «no los quiero encontrar. Ni me ha llamado la atención saber por qué me dejaron. No tengo nada de rencor. Al revés, me han hecho un favor», sentencia.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias