Evolución favorable

Preocupación por el estado de salud de Jesús Mariñas tras ser ingresado de urgencia

Jesús Mariñas en Madrid / Gtres
Jesús Mariñas en Madrid / Gtres

Jesús Mariñas no está atravesando su mejor momento. Durante la madrugada del pasado viernes día 1, el periodista era ingresado de urgencia en el Hospital Ramón y Cajal tras un empeoramiento en su salud del que se percató su marido, Elio Valderrama. Unos síntomas que vendrían dados a consecuencia de un cáncer de vejiga que en octubre reveló que padecía.

Jesús Mariñas / Gtres
Jesús Mariñas / Gtres

Ha sido la revista Diez Minutos la que se ha hecho eco del último parte de salud de Mariñas. Teniendo en cuenta que el comunicador colabora en este medio, desde ahí han aprovechado para confirmar que se está recuperando favorablemente tras el susto de la semana pasada. De hecho, Jesús ya estaría comiendo y hablando con total fluidez, unas señales que apuntan a que su mejoría va in crescendo desde el momento en el que fue ingresado por cierto malestar y pérdida del habla por un efecto secundario derivado de las pastillas que toma para su enfermedad, tal y como apuntó La Razón.

Jesús Mariñas paseando / Gtres
Jesús Mariñas paseando / Gtres

En cuanto se dio cuenta de las dificultades de su marido, Elio Valderrama llamó al teléfono de emergencias para que los profesionales pertinentes le trasladaran a un centro sanitario donde pudiera recuperarse. Un movimiento que no estuvo exento de polémica, ya que la ambulancia se negó a llevar a Mariñas al Ramón y Cajal, el hospital donde el periodista recibe su tratamiento oncológico, ya que esa no sería la clínica que al comunicador le correspondería por zona residencial sino la Fundación Jiménez Díaz. Una decisión que no gustó ni a Jesús ni a su esposo, que se enzarzaron en una discusión con los sanitarios para posteriormente poner rumbo al hospital deseado por medio de un taxi. En cuanto llegó al centro madrileño, el periodista fue ingresado de urgencia para permanecer, al menos, hasta este lunes bajo control. Unos días que Mariñas ha pasado dormido, con pronóstico reservado y con la esperanza de sus seres queridos y especialmente de Elio, que confía en que su marido “aguanta lo que le echen”.

Medio año complicado

Era el pasado mes de octubre cuando Jesús Mariñas hablaba por primera vez de su enfermedad. Lo hacía a través de la revista Diez Minutos, haciendo gala de la espontaneidad y positividad que le caracterizan: “Decir que tengo cáncer es como decir que me voy a morir mañana. Soy de otra época y de otra mentalidad, me asusta la palabra cáncer. Creo que eso le ocurre, sobre todo, a la gente de mi generación”, explicaba el periodista, dando detalles sobre cómo estaba sobrellevando este varapalo: “Lo llevo con serenidad, estoy seguro de que voy a salir de esta”, apuntaba. Además, tampoco desaprovechó la oportunidad de ensalzar la figura de su marido y la importancia que éste está teniendo en su recuperación: “Lo es todo, es fundamental en mi vida, yo soy muy impulsivo y gracias a Elio he aprendido a contenerme”, señalaba, dejando entrever que, en 33 años como matrimonio, han conseguido formar un tándem perfecto e irrompible pese a las adversidades que puedan cruzarse en sus caminos.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias