SEGUNDO PERMISO

El plan de Iñaki Urdangarin en su último día de permiso penitenciario

El marido de la infanta Cristina se encuentra disfrutando de las últimas horas de su segundo permiso penitenciario.

  • LOOK

Tras varios días disfrutando de su segundo permiso penitenciario en la más estricta intimidad, este miércoles, Iñaki Urdangarin se ha dejado ver por las calles de Vitoria. Tal y como se puede apreciar en las imágenes, el ex duque de Lugo ha disfrutado de una agradable comida familiar en uno de los restaurantes más prestigiosos de la ciudad. Junto a su mujer, la infanta Cristina, dos de sus hermanos y su hija Irene, Iñaki se ha despedido de su añorada ciudad hasta nuevo aviso.

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin disfrutando de una comida familiar en Vitoria/Gtres

Sin querer prestar declaración a los medios de comunicación que se encontraban a su salida, la familia al completo ha abandonado de forma fulgurante el restaurante y se ha subido al vehículo familiar. En esta ocasión -y casi de forma excepcional- el ex jugador de balonmano ha sido quien ha llevado el mando del coche.

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin subiendo al coche en Vitoria/Gtres

Una estampa familiar que ha exprimido al límite ya que este jueves tendrá que volver a la prisión de Brieva para seguir cumpliendo su condena. Sin embargo, este segundo permiso tiene un olor especial. Al parecer, podría ser la antesala del tan deseado tercer grado.

Este ha sido el primer documento gráfico que se ha podido obtener de Iñaki Urdangarin desde que llegara a Vitoria el pasado viernes 14 de febrero pasadas las nueve de la noche. La nocturna capital vasca, les recibía y, desde ese instante, nada -hasta hoy- se volvía a saber sobre los planes del matrimonio para este segundo permiso. Una actitud que nada tiene que ver con el mediático paseo navideño que protagonizaron en su primera autorización de libertad.

Aunque ni la infanta Cristina ni él han querido dar declaraciones sí que lo ha hecho su madre, Calire Liebaert. Aunque escueta en palabras, la madre de Iñaki Urdangarin no puede ocultar la felicidad en su rostro por tener a su hijo cerca. Con aspecto relajado y una tranquilidad caduca, Liebaert se ha mostrado ante los objetivos de las cámaras abrumada por la repercusión del permiso de su hijo. Sin embargo, sí que ha contestado a todas las preguntas de los reporteros gráficos sobre si la felicidad de tenerle en casa: “La estancia muy bien. Estamos contentos, lo normal”. Tampoco ha tenido reparos en contestar sobre el tan ansiado tercer grado: “Yo de eso no sé nada, porque además no entiendo nada”, ha contestado Claire muy amablemente.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias