En solitario

Ortega Cano coge las riendas ante el momento delicado que vive su familia

Ver vídeo

No están siendo las Navidades soñadas para José Ortega Cano. Todo se torció cuando su hijo empezó a desarrollar un cuadro de fiebre alta, malestar y demás síntomas que derivaron en un positivo por Covid-19 y con el benjamín de la familia en el hospital el día de Nochebuena. Un contagio que también ha sufrido su mujer, Ana María Aldón, algo que ha hecho que tengan que aislarse. La Nochebuena no la pudieron pasar en familia y es que el asunto no es baladí puesto que el diestro es persona de riesgo a sus 68 años.

José Ortega Cano, llegando a casa / Gtres
José Ortega Cano, llegando a casa / Gtres

Un disgusto mayúsculo para alguien quien tiene a su familia como principal pilar cada día. Sin embargo, la vida sigue y tras un fin de semana de celebraciones -como se ha podido- Ortega Cano ha salido a la calle. Su tarea era realizar unas compras ya que ante el positivo de su mujer e hijo tiene que multiplicar responsabilidades. Él está al mando de la casa.

Ha sido este lunes a primera hora cuando las cámaras de la agencia de prensa Gtres le han filmado llegando a su domicilio, tal y como se puede ver en el vídeo que encabeza esta noticia. Parco en palabras y con el rostro serio, el torero se ha limitado a responder que Ana María y su hijo están «bien» y que sí que iban a poder pasar las siguientes festividades juntos. Una noticia buena que significaría que ambos han dado negativos en las pruebas Covid y que devolvería la armonía a la familia. Acto seguido ha cerrado la puerta de la finca sin hacer más declaraciones.

Lo cierto es que la variante ómicron ha llegado a España como un ciclón, disparando los contagios, ingresos hospitalarios y poniendo en jaque la Navidad para todos. Son varias las personas que han tenido que confinarse en plenas fiestas, algunos de ellos rostros muy conocidos. El de Ana María Aldón y su hijo solo ha sido el último.

Ana María Aldón y Emma García / Telecinco
Ana María Aldón y Emma García / Telecinco

El positivo en Covid hizo que la diseñadora se ausentara de su trabajo en Viva la Vida como cada domingo. No obstante, sí que encontró el modo de ‘trabajar’ haciendo una videollamada para dar la última hora de su estado. «Con la ilusión que tenía de que esta noche venía Papá Noel y al final nos vemos la noche de Nochebuena en el hospital con 39,5 de fiebre», decía lamentándose.

La modista estaba triste porque el año pasado también tuvieron que confinarse en Navidad. Un jarro de agua fría que no es comparable al miedo que sufrió cuando su hijo tuvo que ingresar en el hospital: «Está mejor, no tiene fiebre ya, pero llegó a tener 39 y medio», comentaba sobre el pequeño. Asimismo dejó claro que tanto su hijo como ella estaban «encerrados en una habitación». No corren buenos tiempos para la familia de Ortega Cano, quien espera que para final de año este revés se haya solucionado.

José Ortega Cano/Gtres
José Ortega Cano/Gtres

Lo último en Actualidad

Últimas noticias