Nuevo giro

La mujer de Rafael Amargo desvela que el bailarín ha sufrido un ataque de ansiedad

Ver vídeo

Rafael Amargo se encuentra en un complicado momento. La Fiscalía Provincial de Madrid acaba de solicitar nueve años de prisión para el bailaor por un presunto delito contra la salud pública. Se le acusa de vender en su propio domicilio sustancias estupefacientes a terceras personas de manera «persistente» a cambio de dinero.

Rafael Amargo
Rafael Amargo en una imagen de archivo  / Gtres

Según fuentes fiscales, el representante del Ministerio Público solicita la misma pena para Juan Eduardo S.B. asistente de producción del artista, ya que consideran que actuaban de manera conjunta en la compra y posterior distribución de dichas sustancias.

Carla Vigo y Rafael Amargo / Gtres
Carla Vigo y Rafael Amargo en un ensayo  / Gtres

Un duro varapalo para Rafael Amargo, a quien la noticia ha pillado en uno de los momentos de más actividad profesional. El bailarín se encuentra muy centrado en la obra de teatro Yerma, en la que participa Carla Vigo, sobrina de la Reina Letizia y Alejandro Reyes, hijo de Ivonne Reyes. De hecho, apenas unas horas antes de conocerse la noticia de este nuevo escollo con la Justicia, él mismo se mostraba tranquilo y feliz, y hablaba con normalidad del desarrollo de este proyecto.

Alejandro Reyes y Rafael Amargo / Gtres
Alejandro Reyes y Rafael Amargo durante un ensayo  / Gtres

La agencia Gtres ha podido hablar con Luciana Bongianino, pareja del bailarín. La Fiscalía no pide pena para ella, a quien, sin embargo, el juez del caso sí considera, al igual que a los otros tres acusado, posible autora de un delito contra la salud pública y otro de pertenencia a grupo criminal.

Bongianino ha comentado cómo se encuentra el artista después de que se haya conocido la noticia: “nosotros estamos tranquilos y confiamos que la Justicia sea justa”, ha dicho, sin querer entrar en más detalles sobre esto. Luciana prefiere que sea su abogado la persona que ofrezca las explicaciones pertinentes.

Rafael Amargo en una imagen de archivo / Gtres

Lo que sí ha revelado es que este nuevo giro ha supuesto un duro golpe para Rafael Amargo, hasta el punto de que ha sufrido un ataque de ansiedad: “Rafael ayer empezó a sentirse mal, después de terminar la función y no está enterado de nada. Yo me he enterado por un amigo y he llamado al abogado y me lo ha explicado. Le ha dado un ataque de ansiedad por todo lo que estamos viviendo. Mucho estrés y situaciones difíciles”. A punto de terminar el año, Luciana ha aprovechado además para hacer balance de los últimos meses que han vivido: “ha sido complicado, pero nosotros siempre seguimos adelante, Ha sido un año de mucha lucha. Dentro de lo que nos han permitido, hemos podido seguir haciendo arte, ha dicho. Además, ha reconocido que en estos momentos están más unidos que nunca.

No hace mucho, el juez concluyó la investigación y ha determinado que el bailarín era el cabecilla de un grupo que traficaba con una serie de drogas que vendían en el piso que compartía con su mujer. El Ministerio Público detalla que durante los meses de abril y diciembre de 2020, el bailarín y su productor «se venían dedicando de manera concertada y persistente a la distribución de sustancias estupefacientes, a terceras personas a cambio de dinero». Para esto adquirían las sustancias de manera «conjunta» a los distintos suministradores, para repartirla entre ambos y venderla a terceras personas. De esta manera, Rafael Amargo vendía las sustancias a  personas que acudían a su domicilio de Madrid, y en otras ocasiones «hacía llegar la sustancia al lugar donde el cliente indicaba, para lo que recurría a su hombre de confianza, que también se encuentra acusado y que se encargaba de “hacer la entrega y volver al domicilio para entregar el dinero de la venta.”

Lo último en Actualidad

Últimas noticias