Triste

Anabel Pantoja lamenta la ausencia en su boda de una persona vital para ella

Ver vídeo

Ni finca ni iglesia ni Sevilla. Anabel Pantoja ha tirado abajo el plan de boda inicial que tenía y ahora se ha decantado por hacerlo en la playa de Canarias y con arena, cuanta más mejor. La sobrina de Isabel Pantoja contraerá matrimonio con Omar Sánchez en una ceremonia de la que cada vez se saben más detalles. Pero no todo el monte es orégano y hace poco ha tenido constancia de que una persona muy importante para ella no va a poder estar presente.

El enlace tendrá lugar la primera semana de octubre en la Isla de La Graciosa. Habrá exclusiva y se espera la presencia de gente muy importante para ella. Sin embargo, hay alguien especial que no va a poder acudir: su padre. Bernardo Pantoja se va a perder el día grande de su hija y no porque él quiera sino por motivos de salud. Hay que recordar que le falta parte de una pierna y que eso le impediría acceder con garantías a la zona arenosa de la playa.

Anabel ha discutido con Kiko Hernández este lunes en 'Sálvame' / Mediaset
Anabel ha discutido con Kiko Hernández este lunes en ‘Sálvame’ / Mediaset

Un hándicap que no ha impedido que Anabel Pantoja cambie sus intenciones. Su sueño es casarse en la arena y nadie se lo va a impedir. Algo que no ha gustado nada a alguno de sus compañeros de ‘Sálvame’. Este lunes, la colaboradora está viviendo una tarde complicada y ha discutido con Kiko Hernández -su azote habitual- por este motivo.

«Si queréis hacerme daño y dejarme como una mierda… mi padre no va a venir la boda», ha empezado diciendo. «Qué feo. Eso no se puede hacer», le ha recriminado el presentador, que le sugería que debía haber pensado más en su progenitor y celebrar la boda en otro sitio para así atender a sus necesidades.

Ha sido en ese momento cuando Anabel Pantoja ha estallado: «No me des clases de hija, vamos a tener la fiesta en paz, no intentes dejarme mal». No han faltado las amenazas de marcharse del plató y ha dejado claro que su padre comprende su decisión de convertirse en mujer de Omar Sánchez en la playa: «A mi padre le tengo en un pedestal y me quiere con locura y quiere que su hija se case donde quiera y me lo va a respetar y me lo respeta».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anabel Pantoja (@anabelpantoja00)

Estas palabras chocan de bruces con las que pronunció el pasado año, cuando aseguró que «el año que viene me casaré en Sevilla y ahí ya podrá acudir mi padre». Al final, ni una cosa ni la otra. La pandemia ha dado al traste con la primera idea de Anabel Pantoja. Quería casarse en la capital hispalense ante 300 personas y lo hará en Gran Canaria ante la mitad por las restricciones. Además, no tiene garantizado que vayan miembros importantes de su familia como su primo Kiko Rivera o su tía Isabel Pantoja. De acudir ambos significaría el gran reencuentro madre e hijo desde que estallase la guerra entre ellos.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias