Mercedes C 63 AMG Vath, una elegancia brutal

Mercedes C 63 AMG Vath, una elegancia brutal
Mercedes C 63 AMG Vath 1

Ser elegante y brutal al mismo tiempo es posible. Lo demuestran generalmente las versiones AMG de los modelos de Mercedes. Pero si encima añadimos a la ecuación a alguno de los múltiples preparadores que existen a lo largo y ancho de todo el mundo, ambas cualidades pueden potenciarse. Y esto es precisamente lo que le ha ocurrido al Mercedes C 63 AMG, que ha caído en manos de Vath para dar un paso al frente en todos los aspectos.

Mercedes C 63 AMG Vath 2Lo primero que tenemos que comentar es la apuesta que se ha hecho en el motor. Parece ser que los 510 CV que ofrece de serie el V8 de la firma de la estrella no son suficientes, con lo que Vath hay optado por realizar diversos retoques para ofrecer dos versiones más vitaminadas. La primera de ellas alcanza los 600 CV de potencia, mientras que la segunda se dispara hasta los 680. Palabras mayores, como puedes ver.

Obviamente, este aumento de testosterona ha llevado al preparador a tener que retocar otras partes para poder aprovechar todos y cada uno de los caballos extra del motor. Para empezar, se ha apostado por un conjunto de suspensiones de carácter más deportivo, lo que se une a un nuevo sistema de frenos de alto rendimiento con el que poder detener todo el poderío de este C 63 AMG tan especial. De hecho, Vath anuncia una velocidad punta de 320 km/h para su nueva creación -a pesar de que el cuentakilómetros marque unos optimistas 360 km/h-.

Mercedes C 63 AMG Vath 3Todo esto que te hemos contado viene acompañado de una serie de cambios estéticos que dan un toque más agresivo al conjunto sin hacerle perder su esencia, lo que siempre es de agradecer. En el exterior, como habrás comprobado en las fotografías que acompañan a estas líneas, los cambios son bastante sutiles. Una carrocería de menor altura respecto al suelo y unas nuevas llantas de 20 pulgadas son las principales novedades del C 63 AMG de Vath. En cuando al interior, además del mencionado cuentakilómetros, nos encontramos con unas nuevas alfombrillas y unos pedales de corte más deportivo.

No obstante, lo mejor de todo es el precio que Vath ha puesto a la preparación. Teniendo en cuenta el ‘pastizal’ que vale el Mercedes C 63 AMG original, pagar 4.000 euros más por tener una versión de lo más exclusiva no parece tanto, ¿no?

Lo último en Motor

Últimas noticias