Cómo arrancar correctamente el coche cuando hace mucho frío

Arrancar el coche cuando hace frio
El intenso frío que tenemos en invierno afecta tanto a los coches como a nosotros, que debemos tomar una serie de precauciones extra desde el mismo momento en el que tratamos de arrancar nuestro vehículo.
Comentar

El frío que nos toca vivir en invierno es igual de molesto para nosotros que para nuestros coches. Las mecánicas de los mismos sufren con las bajas temperaturas, y hay que tomar una serie de precauciones con ellas desde el mismo momento en el que arrancamos. ¿Cómo hacerlo de forma correcta? Vamos a repasarlo en cinco sencillos pasos. Son los siguientes.

Un garaje, fundamental contra el frío

Durante el invierno se hace especialmente importante dispone de un garaje para que nuestro coche pase la noche. A las malas podemos optar por dejarlo debajo de un techo, aunque en este caso sería interesante colocar una manta vieja sobre el parabrisas para evitar las siempre molestas heladas. Cualquier protección le vendrá bien al vehículo a la hora de reemprender la marcha.

Al arrancarlo

Una situación muy habitual del invierno es darle al contacto durante unos segundos y que el coche no arranque. Si esto sucede, espera un minuto antes de intentarlo de nuevo. Además, si tu coche no es de inyección, no está de más que bombees el acelerador un par de veces antes de intentar arrancar.

La batería

Uno de los principales mantenimientos que le debes hacer al coche antes de la llegada del invierno es comprobar el estado de la batería. En el invierno conviene tener una que esté llena y tenga toda la fuerza posible para vencer los problemas que provoca el frío.

Toda ayuda es poca

Para que el coche arranque mejor cuando hace mucho frío, no está de más aplicar calor al compartimiento del motor. ¿Cómo? Utilizando un calentador de circulación diseñado para ello, que nos permitirá calentar los diferentes fluidos facilitando la maniobra de arranque.

Una vez arrancado

Una vez arrancado el coche, lo suyo es que dejemos el punto muerto seleccionado durante unos minutos, funcionando el motor al ralentí. De esta manera, todo irá cogiendo temperatura poco a poco. Eso sí, trata de no hacerlo en un lugar cerrado que no tenga unos extractores como es debido, porque los gases emitidos por el escape pueden resultar mortales.

Últimas noticias