RUTINA KEGEL

Estos son los ejercicios con los que entrenarás el suelo pélvico mientras disfrutas de la piscina

Aquagym Kegel
Mujer al borde de una piscina / Gtres

En pleno verano las ganas de hacer deporte de la manera tradicional se reducen, como es lógico por el calor y los cambios de horarios típicos de las vacaciones. Sin embargo, en esta época del año solemos tener un recurso a nuestro alcance que nos permite mantenernos en forma de una manera eficaz y sin tener que sufrir los efectos de las altas temperaturas. El mar o la piscina se convierten en nuestro nuevo gimnasio y ofrecen multitud de posibilidades para practicar deporte de una manera refrescante y dejar de lado las preocupaciones y el estrés de la vida diaria.

Además de las diferentes disciplinas deportivas que pueden practicarse en el agua, hay una a la que merece la pena prestar atención, ya que es fundamental para el bienestar de la mujer. Se trata de los ejercicios destinados a entrenar y fortalecer el suelo pélvico, que suele ser uno de los grandes olvidados. Ahora, gracias a Intimina, tenemos a nuestra disposición toda una gama de productos perfecta para cuidar los aspectos esenciales de la salud íntima femenina también desde el agua y podemos integrar una rutina para fortalecer el suelo pélvico en nuestra tabla diaria de aqua-gym.

suelo pélvico
Pareja practicando ejercicio en el agua / Gtres

Son muchos los beneficios del entrenamiento en la piscina o en el mar, pero los más destacados son los siguientes:

-El agua nos da una sensación de ligereza, lo que permite entrenar la musculatura disminuyendo al mínimo el impacto en nuestras articulaciones.

-Gracias a la resistencia del agua, todos los movimientos serán mucho más intensos, lo que potencia el efecto tonificador.

-El ritmo cardíaco se ralentiza en el agua, lo que favorece la circulación sanguínea y reduce el esfuerzo del corazón.

-Se pueden utilizar múltiples accesorios para entrenar en este medio, que incrementan tanto la resistencia como el gasto calórico.

¿Qué ejercicios hacer en el agua?

Al contrario que otras disciplinas, los deportes en el agua suelen implicar un bajo impacto en el suelo pélvico, por lo que son muy beneficiosos para fortalecer dicha musculatura. En esta línea, desde Intimina proponen una lista de cuatro rutinas para conseguir resultados eficaces y evitar problemas de salud, así como para potenciar una mejor recuperación en el caso de mujeres que acaben de dar a luz.

-Ejercicios en el borde de la piscina: apoya las manos, coloca la espalda en una posición que  permita estar lo más recta posible y comienza a contraer la zona del abdomen. Es importante que esta contracción se lleve a cabo de una forma suave. Prueba levantando la pierna en el mismo momento en el que se lleva a cabo la contracción y realiza este ejercicio durante cinco minutos.

-Tonifica tus glúteos: desde la misma posición inicial que en el anterior caso, lleva una pierna hacia detrás, contrayendo con un mismo movimiento tanto el suelo pélvico como el abdomen. A posteriori, regresa a la posición inicial y relaja la contracción de manera paulatina, tratando de que todo el ejercicio sea muy orgánico y sencillo de hacer.

-Ejercicios en la toalla: túmbate boca arriba y apoya los pies en el suelo. Comienza a  a contraer el suelo pélvico y relájalo de manera suave. Recuerda que la acción de la relajación es igual o más importante que la contracción, por lo que conviene prestarle una especial atención.

-Ejercicios de Kegel: consisten en contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos. Hay que mantener la contracción durante unos segundos, relajar y repetir. Es importante apretar y levantar, pero no empujar para evitar posibles daños. Con el tiempo se puede ajustar el ritmo y la duración de las contracciones y reposos para mejorar la rutina y sus resultados. Además, existen dispositivos que permiten obtener los máximos beneficios, como la Rutina de Kegel Laselle, compuesta de tres esferas de distintos pesos (28g, 38g y 48g) que, a través de sutiles vibraciones cinéticas favorecen la contracción muscular y se activan al contraer y relajar los músculos, proporcionando la resistencia adecuada para que el suelo pélvico trabaje más durante la contracción. Además de las esferas, también puedes recurrir a los ejercitadores inteligentes, entrenadores personales que facilitan su práctica y crean una rutina fácil de seguir y adaptada a cada mujer.

Lo último en Estilo

Últimas noticias