Vinos

Nuevos formatos para el vino, innovación pero la misma calidad

Nuevos formatos para el vino, innovación pero la misma calidad
Nuevos formatos para el vino, innovación pero la misma calidad

En los tiempos que corren, la sostenibilidad es una máxima y la alimentación se pone las pilas para ofrecer envases diferentes. Son los nuevos formatos para el vino que aportan grandes dosis de imaginación e innovación. La calidad de los caldos sigue siendo la misma.

Así que más allá de la botella hay packaging originales para regalar, para llevar el vino donde sea y que además se mantiene en perfecto estado durante meses aunque los envases se abran.

Es el caso del Martué Evolution que muestra el nuevo formato para sus vinos de siempre. Un envase elegante y ligero con una capacidad de 3 litros, práctico, manejable y sostenible que su equivalente a 4 botellas de 750 ml.

La fabricación de este envase y su forma de llenado consiguen que el vino mantenga todas sus cualidades durante el tiempo de consumo, dejándolo libre de oxidaciones hasta 5 meses.

Una de las ventajas de los nuevos formatos para el vino es que, en este caso particular, reduce el uso del vidrio y es más ligero de transportar, por lo que es más sostenible y más responsable con el medio ambiente.

Según explican en su web, Martué Evolution 2019 es una equilibrada combinación de un 50% de Tempranillo, y el resto a partes iguales de Merlot y Cabernet Sauvignon. Se unen así la elegancia del Merlot y la estructura y poder de envejecimiento del Cabernet.

Por su parte, fundada hace un año por la joven emprendedora Sana Khouja, aparece Zeena, una marca de vino en lata que viene a revolucionar el mundo vinícola con una fórmula innovadora y responsable adaptada a los nuevos hábitos de vida.

Este formato es absoluta tendencia entre los vinos jóvenes y ecológicos, y siempre prioriza la calidad de sus productos haciendo una selección consciente de la materia prima.

En su envaso en lata, hay monovarietales a base de las mejores variedades españolas, y ha empezado la colección con la garnacha de Terra Alta (Cataluña) de cultivo ecológico.

A destacar también que poseen Zeena Blanco, a base de Garnacha blanca de 2020, de tono dorado elegante y brillante, y Zeena Tinto, elaborado con Garnacha tinta del mismo año, de color púrpura de brillo medio, aroma limpio, con notas de fresa y cereza, y paladar fresco con taninos muy sutiles.

Tales innovaciones son solo en inicio de los formatos que van a llegar no solamente para el vino sino también para otras bebidas y alimentos.

 

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias