Tamara Falcó desvela los secretos de las cenas de Isabel Preysler

Tamara Falcó Isabel Preysler
Tamara Falcó en 'El Hormiguero' / Flickr

No hay nadie que conozca mejor a Isabel Preysler que su hija Tamara, quien ha estado más tiempo ha convivido con ello y quien, por tanto, sabe los mejores trucos de la conocida como reina de corazones. Por suerte, Tamara Falcó es también la hija más dicharachera de la socialité y la mejor opción para descubrir cosas sorprendentes sobre su famosa familia. Desde hace un tiempo, Tamara Falcó es colaboradora de El Hormiguero como colaboradora y donde de cuando en cuando cuenta alguna que otra anécdota de lo más curiosa durante las tertulias. Este jueves, sin embargo, todo el protagonismo ha ido dirigido a ella pues Pablo Motos ha querido entrevistarla a raíz de la publicación de su libro de cocina, que ha llegado poco después de su última titulación en la prestigiosa escuela de cocina Le Cordon Bleu.

Pablo Motos, Tamara Falcó
Pablo Motos entrevistando a Tamara Falcó / Flickr

Sobre cocina, cenas y lujo ha versado buena parte de la conversación entre el presentador y  la marquesa de Griñón, que ha reconocido que aunque su libro se llama Las recetas de casa de mi madre de quien ha heredado su pasión por los fogones es realmente de su abuela. «Me viene de mi abuela porque mi madre no entiende por qué me gusta tanto, creo que es la adrenalina», ha asegurado. Pero aunque a Preysler lo de cocinar no le fascina sí que le encanta organizar cenas y comidas. Según ha desvelado Tamara, la filipina es una mujer muy perfeccionista hasta el punto de que perfuma su hogar para esas ocasiones: «Tenemos un perfume sólo para cuando tenemos invitados que se pone en las lámparas. Lo compra en Londres, sale como un incienso. Es un aro y con el calor se evapora el perfume. Huele a nardo», ha explicado para fascinación de Pablo Motos.

«Mi madre es una anfitriona maravillosa. Tiene todo tipo de tips. Hasta de cómo coger el abrigo. Siempre decía que es un error si una anfitriona no ha preparado bien la cena y de repente los invitados no puede estar con ella. Cosas que ella se ha dado cuenta y son importantes. Para ella invitarte o comer es una ceremonia», ha explicado Tamara, que no ha podido ocultar el orgullo que siente hacia su progenitora, «ella es especial».

Tamara Falcó
Tamara Falcó en un momento de la entrevista / Antena 3

Además, la chef ha explicado cómo son esas famosas cenas en la residencia familiar, una de las viviendas que más curiosidad despiertan de España. «Cuando te sientas hay un plato vacío, luego llega el primer plato que viene caliente y te lo cambian. Luego viene el segundo plato y luego el postre. Y cada uno tiene una vajilla. El primero es un plato vacío que no se utiliza para nada, es un plato pintado a mano que heredó mi madre y es muy delicado. Pero decora mucho la mesa», ha contado.

Además, Tamara Falcó ha desvelado que en la casa hay un armario solo para cuberterías, «otro para mantelería, otro para la cristalería, otro para el papel… Porque a mi madre le encanta todo lo que es papelería» y también una habitación dedicada exclusivamente para las vajillas, «a mi madre le gusta tener todo súper ordenado y en un momento cuando nos mudamos le encantaban las vajillas, tenía varias y pudo expandir su colección».

Los gustos culinarios de Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa lleva varios años siendo parte de la familia de Tamara y por eso no ha dudado en hablar también de él. Según ha explicado, en casa de su madre se comen muchos platos de cuchara y los lunes, por ejemplo, toca lentejas. «A Mario le gustan las lentejas con dos huevos. Por si no es suficientemente… Con chorizo y todo. A mi madre le gusta tomar más verdura e intenta que los extras los pongan en una bandeja a parte. Y ella se echa todos los extras, chorizo panceta…», ha explicado, añadiendo que en ese menú también tiene cabida el arroz.

Tamara Falcó
Tamara Falcó en ‘El Hormiguero’ / Flickr

Además, al peruano le gusta tomar cocido o fabada en pleno verano, pero por un buen motivo. «Mario nos presentó la clínica Buchinger que es una clínica de ayuno en la que ayunas y él si va a hacer 15 días de ayuno hace lo que te dice la clínica que no hagas antes de irte, se toma su fabada, o lo ha hecho en pleno agosto en el mes de Madrid, que hace bastante calor, y luego cuando sale, y me van a matar, salen a tomarse un churro cada uno que es una bandeja entera», ha dicho divertida.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias