Renovarse o morir

Nika, de cantante de ‘Operación Triunfo’ a profesora de yoga: «La música me tiene que hacer feliz y me está destruyendo»

Tras sufrir el coronavirus en primera mano y reconvertida en profesora de yoga, Nika repasa su carrera y su vida personal

  • LOOK

Renovarse o morir, parece que es el lema de los numerosos concursantes de ‘Operación Triunfo’ que siguen luchando por hacerse un hueco en la música, pero quizá con menos suerte que otros compañeros de la academia de música más famosa de la televisión. Es el caso de Nika. Se quedó a dos galas de la gran final de la segunda edición del talent musical, ahora, convertida en la vocalista del grupo Münik -junto a su pareja Jordi Roselló y Aleix Vilardebó- se ha reinventado convirtiéndose en profesora de yoga. Dos trabajos que compagina a la perfección con su faceta de mamá desde hace ya año y medio.

Nika
Nika se hizo famosa en ‘Operación Triunfo’, pero ha decidido dar una vuelta a su vida / Gtres

Con su grupo ha conseguido publicar dos discos y varios singles que han tenido buena acogida entre sus fans. Pero la cantante está algo desencantada del mundo de la música: «Hace cuatro años una discográfica muy importante me dijo: ‘Tu trabajo con tu grupo me encanta, pero no te firmo un trabajo porque no tienes 20 años y a tu edad no tienes futuro’». Aún así, sigue disfrutando de su sueño y tiene una vida feliz junto a su pareja y su bebé.

Nika
En pocos días saldrá a la luz una nueva versión en inglés de ‘Ser yo’, el primer single de su primer disco / Gtres

En pocos días saldrá a la luz una nueva versión en inglés de ‘Ser yo’, el primer single de su primer disco. Una canción con la que conoció las mieles del éxito nada más terminar su concurso hace casi 19 años. «Es una canción que he cantado muchísimo y que la gente tiene muy interiorizada con otro ritmo y otro tipo de interpretación. Pero tenía claro que ahora la quería ochentera, con el saxo al principio y el resultado es increíble». Al igual que los concursantes de la primera edición de ‘O.T.’, Nika confiesa que guarda un recuerdo muy cariñoso de aquella época y afirma además que hay un vínculo especial entre sus compañeros. «Ese programa me dio lo que soy», admite. Y confiesa que sigue siendo la misma chica introvertida de aquel momento, aunque subir al escenario hace que se transforme.

Nika
La segunda edición de ‘Operación Triunfo’ la abrió las puertas de la industria musical/Gtres

Pero sí se queja del trato: «Cuando tienes 20 años te crees que las discográficas que te van a apoyar siempre, que los medios te van a apoyar siempre. En aquel momento no nos apoyaban, nos daban caña por todos los lados y ahora no». «Me costó asimilar que me dieran una patada en el culo de un día para otro. Mi discográfica me llamó por teléfono dos años después y me dijeron: ‘Mira, no hay discos ni contrato, así que búscate la vida’».

Cantante y yogui

Y así lo hizo. Fue este contratiempo inesperado el que la llevó hasta el yoga. «Me ayudó muchísimo a ver la vida de otra manera, me formé como profesora y ya tenía otra motivación». La artista cuenta con su propia página web donde imparte clases en directo, a 10 euros la hora, y también tiene su perfil yogui en Instagram donde la siguen más de 2.000 followers. Nika imparte sus clases con otra compañera, Irene Canal, de distintas modalidades de yoga incluido el indicado para embarazadas y el postparto.

En eso tiene experiencia. En abril de 2019 dio a luz a su hija Stella. «Ella es la felicidad. Cuando la veo con mis perros y con Jordi en casa…a veces nos cuesta ver y valorar qué es lo importante en la vida». La pequeña es el motor de su vida, y como madre orgullosa presume de niña: «Está todo el día bailando, cantando, se pone en el suelo a hacer yoga, es lo más bonito que tengo en mi vida». Y aunque no entra en sus planes pasar por el altar con su pareja, sí que quiere ampliar la familia.

Apela a la responsabilidad contra el COVID

La pandemia les golpeó de lleno 4 días antes de que se decretara el estado de alarma. Tanto ella como su pareja se pusieron enfermos, pero fue a Jordi a quien más le afectó. «Acabó ingresado diez días y pasé mucho miedo porque yo estaba sola con la niña en casa y Jordi en el hospital cuando estaban saturadísimos y no se conocía nada. Fue muy duro». De hecho, el propio modelo y músico ofreció su testimonio en ‘El programa de Ana Rosa’ tras recibir el alta, donde envió un mensaje de responsabilidad explicando cómo cualquiera podía sufrir lo peor del coronavirus. «Lo pasó muy mal, me contaba que la gente estaba por el suelo, que había mucha gente mayor que estaba fatal, su compañero de habitación falleció. Fue horroroso». Por eso la cantante solo pide salud, y desea que todo termine y pide que todos seamos responsables.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias