Sorprendentes palabras

Ana Guerra se sincera y explica su distanciamiento con los concursantes de OT

Ana Guerra con Chicote / La Sexta
Ana Guerra con Chicote / La Sexta

En lo que a los medios se refiere, las últimas semanas no han sido nada fáciles para Ana Guerra. Tras haber protagonizado una guerra con su vecino, el cual se quejaba de las molestias ante los continuos ensayos de la cantante, la intérprete ha tenido oportunidad de sincerarse al máximo en Fuera del mapa de La Sexta, un formato en el que Alberto Chicote fue maestro de ceremonias y donde la exconcursante de Operación Triunfo habló tanto de su situación laboral como personal.

Ana Guerra y Alberto Chicote / La Sexta
Ana Guerra y Alberto Chicote / La Sexta

Aunque todo apuntaba a que la entrevista sería muy correcta, la intérprete de Lo Malo dejó claro que al salir de Operación Triunfo 2017 nada era como esperaba. Pese a haber mantenido una estrecha relación con la gran mayoría de sus compañeros, las carreras de cada uno tomaron distintos caminos hasta disiparse prácticamente esa conexión que se había forjado en el concurso. Un gran giro de los acontecimientos que decepcionó a Ana, que se sorprendió negativamente al ver que los que eran sus amigos durante el anonimato dejaron de serlo en la vida real. De hecho, ella misma ha asegurado haberse sentido traicionada por ciertas personas al haberla apartado de su vida por no ser considerada “tan importante” dentro del ámbito de la música.

Esta situación provocó que la cantante llegara a sentir envidia de sus compañeros y del éxito profesional que ellos estaban cosechando: “Envidiaba mucho carreras de compañeros que habían salido del programa, algo que desapareció cuando tenía un disco hecho y decidí no sacarlo, porque quería cantar otras cosas; se lo conté a la compañía y ahora canto lo que quiero cantar. Ahí me desaparecieron todas las envidias”, comentaba visiblemente feliz tras haber superado un bache que en su día supuso un verdadero tormento.

Ana Guerra en una entrevista / La Sexta
Ana Guerra en una entrevista / La Sexta

Pero no todo iban a ser críticas. La artista también aprovechó su intervención en el programa para ensalzar la figura de dos de sus compañeros: Roi Méndez y Ricky Merino. La canaria confesó que con ellos era con los únicos con los que a día de hoy sigue hablando a diario, aunque esperaba que la situación fuera distinta en su salida del reality: “No me imaginaba la vida sin cada una de las 15 personas que entraron conmigo en la academia. Cuando salimos, a todos no nos fue igual. (…) Me llevé una decepción enorme. Yo hubiera dado todo para que eso no sucediera”, se sinceraba con mucha pena mientras señalaba a la industria musical como causante de que pasaran de ser amigos a competencia directa.

Aún así, Ana quiso quitar hierro al asunto y desveló que pese a sus distintas trayectorias, guarda un recuerdo bonito de todos y cada uno de sus compañeros: “Me llevo increíble con todos, les quiero un montón, tenemos un grupo, hablamos. El otro día estuve charlando con Aitana un rato por WhatsApp. Aitana y yo cuando salimos lo habíamos petado con Lo Malo y estábamos juntas 24/7. Mientras todo el mundo siguió su camino, Aitana y yo seguíamos juntas”, contaba. No obstante, esta relación que parecía ir viento en popa se resintió a consecuencia de sus respectivas agendas: “Es imposible. Cuando yo puedo, tú no puedes y viceversa. Lo mantienes con un WhatsApp”, zanjaba.

Ana Guerra y Alberto Chicote / La Sexta
Ana Guerra y Alberto Chicote / La Sexta

Lo último en Actualidad

Últimas noticias