MOMENTO DIFÍCIL

Un nuevo impedimento para la celebración de Navidad de la reina Isabel

Ver vídeo

La reina Isabel lleva varias semanas sin participar en actos oficiales de cara al público, aunque su agenda no se ha vaciado completamente. A pesar de que a finales del mes de octubre el Palacio de Buckingham anunciaba que la monarca iba a cancelar su agenda y a tomarse, al menos, dos semanas de descanso por consejo médico, lo cierto es que su evolución es positiva. La hemos visto en algunas audiencias, así como en reuniones virtuales y ya se ha confirmado que podrá celebrar la Navidad en familia en su residencia de Sandringham, en Norfolk.

Reina Isabel
La reina Isabel en Sandringham en una imagen de archivo / Gtres

Sin duda, una feliz noticia para la soberana en uno de sus años más complicados. No solo se ha enfrentado a la muerte del príncipe Felipe -el golpe más duro de su vida tras la pérdida de su padre, su madre y su hermana-, sino que, además, también han fallecido otras personas de su círculo íntimo y las polémicas no han dejado de rodear a la Corona. Pese a todo, la reina Isabel se ha mantenido firme y comprometida con su deber, algo a lo que no parece dispuesta a renunciar hasta el día de su muerte.

Reina Isabel
La reina Isabel en uno de sus viajes a Norfolk / Gtres

No obstante, los años no pasan en balde y el tiempo no tiende a ser benévolo para nadie. A sus 95 años, sus achaques de salud no son muy abundantes, pero cada vez le pasan más factura. Tanto es así que desde ‘La Firma’ se ha tomado la decisión de que, a partir de ahora, en el momento en el que pueda retomar su agenda presencial, siempre que acuda a un acto lo haga acompañada de otro miembro senior de la familia real, para así evitar males mayores en caso de cancelación repentina.

A pesar de que en estos momentos la situación sanitaria no es la mejor, los médicos han autorizado a la monarca a que celebre las fiestas en su casa de Norfolk, donde se trasladó hace unos días para supervisar los preparativos. Sin embargo, no va a ser todo como antaño. Tal como han revelado algunas fuentes, la Reina no va a participar en ningún acto fuera de los muros de Sandringham, lo que significa que no asistirá al tradicional servicio religioso con motivo del Día de Navidad. Una decisión motivada por cuestiones sanitarias ya que, a pesar de que se encuentra bien, es mejor evitar cualquier tipo de riesgo.

Kate Middleton
La reina Isabel la pasada Navidad en Windsor / Gtres

Lo que no se sabe es si algún otro miembro de la familia real hará acto de presencia en la pequeña iglesia de Norfolk o si, por prudencia, todos permanecerán en Sandringham hasta pasadas las fiestas, lo cual sería lo más lógico dada la situación. Es de esperar, en cualquier caso, que el día 25, se emita el mensaje de Navidad de Su Majestad, cuyos detalles de momento se desconocen aunque lo más probable es que se grabe en el Castillo de Windsor.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias