SITUACIÓN DELICADA

El gran reto de la Reina Isabel: problemas de movilidad y aceptación de su nueva realidad

Reina Isabel
La Reina Isabel en una imagen reciente. / Gtres

La situación de la Reina Isabel en los últimos meses ha generado una importante preocupación, no solo en su entorno, sino también entre los británicos. Desde la muerte de Felipe de Edimburgo, la monarca, a pesar de continuar comprometida con su agenda y sus deberes, ha tenido que cancelar varias de sus citas e incluso ha tenido algunos achaques de salud.

Reina Isabel

No hay que olvidar que la soberana no solo se encuentra celebrando setenta años de reinado, sino que, además, está a punto de cumplir noventa y seis años. Una edad a la que su difunto marido ya se encontraba completamente desvinculado de la actividad oficial.

A pesar de los achaques, la monarca intenta mantener al máximo sus compromisos, pero sus apariciones públicas son más limitadas. De hecho, aunque a veces la hemos visto apoyándose en un bastón, lo cierto es que rechaza frontalmente la idea de utilizar una silla de ruedas. Por eso, fuentes del entorno de Isabel II han confirmado que ahora elige de manera cuidadosa los actos en los que participa. De hecho, no se la pudo ver en el tradicional Día de la Commonwealth, porque necesita descansar para poder estar presente a finales de este mes en el homenaje a Felipe de Edimburgo que se va a celebrar en la Abadía de Westminster. Una cita a la que también van a asistir representantes de diferentes casas reales, como España, Suecia, Holanda o Bélgica, además de autoridades.

La Reina con su marido y sus hijos menores en Balmoral. / Gtres

Aunque la monarca rechaza que se la vea en público en silla de ruedas, es una obviedad que tiene problemas de movilidad. Tanto es así, que recientemente se ha comentado que ha tenido que dejar de salir a pasear con sus adorados perros por los terrenos del Castillo de Windsor, donde ha fijado su residencia de manera permanente.

El tabloide The Sun acaba de confirmar que, debido a sus problemas de movilidad, la monarca ha pedido que se instale en una de sus fincas preferidas un ascensor que facilite la estancia dados sus problemas de movilidad, que podrían agravarse en el futuro. Se trata d Craigowan Lodge, ubicado en los terrenos de Balmoral, muy cerca del Castillo.

Reina Isabel
La monarca se siente muy cómoda en Escocia. / Gtres

Se trata de una casa de piedra de siete dormitorios que era utilizada con frecuencia por el príncipe Carlos y la princesa Diana cuando visitaban Balmoral durante los meses de verano, aunque después, el Príncipe se instaló en Birkhall, donde pasó su luna de miel con Camilla Parker Bowles. Ahora se utiliza para el alojamiento de invitados muy importantes o, a veces, de varios miembros de la familia real. Además, cuando la monarca llega a la zona en torno a mediados del mes de julio, se aloja allí mientras se prepara la casa principal.

reina Isabel
La reina Isabel en el recibimiento en el Castillo de Balmoral el pasado año. / Gtres

Según ha trascendido, el ascensor que se ha instalado tiene capacidad para tres adultos o un usuario en silla de ruedas y su precio ha sido de aproximadamente 20.000 libras. Una fuente cercana ha declarado al tabloide que durante mucho tiempo se ha considerado que la casa es el lugar idóneo para que la monarca pase tiempo en esta etapa, ya que es uno de sus sitios predilectos. La propia princesa Beatriz ha declarado en numerosas ocasiones que Balmoral es su rincón favorito de la tierra y donde la Reina se siente más feliz. Una información que ha confirmado Ingrid Seward, de la revista Majesty: “Craigowan es una de las casas favoritas de la Reina. Le encanta estar allí. La idea de facilitarle las cosas para que pueda pasar más tiempo allí en el futuro es una gran idea. Tiene mucho sentido que pase tiempo allí. Es un hogar que siempre ha disfrutado y le da un poco de independencia”.

Por otra parte, la biógrafa Penny Junor ha explicado que la movilidad se ha convertido en un reto para la Reina, aunque no cree que vaya a pasar mucho tiempo en Escocia, precisamente por este motivo. “Ella ama Escocia, pero no creo que use la cabaña durante todo el año. Es un lugar encantador para el verano, pero es bastante frío y sombrío durante el invierno”, ha comentado.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias