Coronavirus

Jaime del Burgo, la gota que colma el vaso en la crisis de la Corona

Jaime del Burgo, exmarido de Telma Ortiz, se ha negado a cumplir la cuarentena recomendada por el Gobierno y los sanitarios

Jaime del Burgo y Telma Ortiz / GTRES
Jaime del Burgo y Telma Ortiz / GTRES
  • LOOK

Una relación extraña que siempre estuvo bajo la atenta mirada de la Familia Real, pero fuera de los focos. Un matrimonio llevado de tal forma que estuviera siempre al alcance de muy pocos. Con discreción y sigilo. Cuatro años en los que Jaime del Burgo y Telma Ortiz hicieron que los medios supiesen lo menos posible del enlace entre ellos dos.

Jaime del Burgo y Telma Ortiz en una imagen de archivo de 2012 / GTRES
Jaime del Burgo y Telma Ortiz en una imagen de archivo de 2012 / GTRES

¿El motivo de la poca aparición pública de ambos? La demanda por parte de la hermana de la actual Reina contra 57 medios de comunicación, en abril de 2008, por el “insoportable acoso de la prensa”, según ella. Esta petición fue desestimada porque la demandante si tenía proyección pública, lo cual le quitaba la razón. Por lo que Telma Ortiz decidió blindarse a sí misma y a los que le rodearon más adelante, es decir, a Jaime del Burgo.

Dentro de esa misteriosa relación, en la que solo separan dos meses desde el inicio hasta el enlace entre ambos, Jaime siempre ha sido un quebradero de cabeza para la Casa Real. El amigo de doña Letizia y la hermana de la misma contrajeron matrimonio civil en secreto en 2012, en el Monasterio de Leyre (Navarra). Semanas más tarde, la pareja celebró su boda religiosa en Roma, a la cual acudió la familia Borbón Ortiz al completo.

Normalmente, tanto Jaime como Telma pasaban algún que otro verano con doña Letizia y don Felipe / GTRES
Normalmente, tanto Jaime como Telma pasaban algún que otro verano con doña Letizia y don Felipe / GTRES

El abogado era amigo de la juventud de la reina Letizia, concretamente cuando la experiodista presentaba los Informativos de TVE, y fue a través de ella como conoció a Telma. Pero su relación fue cuanto menos misteriosa, además de que con el paso del tiempo se iba enfriando cada vez más la amistad con la esposa de Felipe VI. Tras su enlace en 2012, dos años más tarde ambos interpusieron una demanda de divorcio de mutuo acuerdo, pero cuando solo quedaba la firma, el padre de Jaime, Jaime Ignacio del Burgo -expresidente de la Diputación Foral de Navarra y senador y diputado del Partido Popular por Navarra durante 28 años- se presentó en el juzgado para explicar que tanto su hijo como Telma se habían arrepentido de esta decisión.

El nuevo romance de Telma Ortiz, un abogado irlandés / GTRES
El nuevo romance de Telma Ortiz, un abogado irlandés / GTRES

No obstante, en 2016 oficializaron su ruptura, aunque no se sabe si la pareja siguió adelante con la intención de presentar la demanda anulando el matrimonio canónico. Fue la revista ‘¡Hola!’ quien se hizo eco de los motivos de la separación: la distancia. La vida para Telma y Jaime ha continuado todo este tiempo como antes, en la distancia. Es por ello que la hermana de la Reina rehizo su vida. En los últimos meses se le ha podido conocer un romance con el abogado irlandés Robert Gavin Bonnar, exmarido de Sharon Corr, del grupo ‘The Corrs’.

Jaime del Burgo ha decidido no cumplir la cuarentena que han recomendado los sanitarios por culpa del coronavirus. Imagen de archivo / GTRES
Jaime del Burgo ha decidido no cumplir la cuarentena que han recomendado los sanitarios por culpa del coronavirus. Imagen de archivo / GTRES

Mientras, Jaime del Burgo se volvió a casar y ahora vive con su esposa, la penalista de origen sueco Lucía Díaz Liljestrom, en Madrid. El abogado ha vuelto a ser noticia porque se ha negado a cumplir la cuarentena criticando con dureza las medidas del Gobierno, en un artículo publicado el pasado lunes en ‘OkDiario’: “No se puede cerrar un país. No se puede restringir la libertad de los ciudadanos. No por esto. (…) La verdadera pandemia está por llegar. La economía tiene que funcionar. Todos tenemos que trabajar. Y tenerle menos apego a la vida. Hay pánico a la muerte. No queremos aceptar nuestra única certeza: el destino que a todos nos llega. Ésta es una sociedad de cobardes atrincherada detrás de la pantalla de un móvil. (…) Y no me voy a quedar en casa”.

Siempre a regañadientes y a contracorriente de la sociedad, este acto pone en evidencia lo polémico que ha sido desde que empezase a ser una cara conocida. Además, el mismo ha admitido haber sido padre hace cuatro meses de una hija llamada Ulla.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias