Compactos

Renault Mégane Sport Tourer, ¡primera toma de contacto!

0 Comentar

Creo que no hay mejor elogio que hacerle a un coche familiar que decir que se comporta exactamente igual que su ‘hermano’ convencional. Pues bien, eso es precisamente lo que le ocurre al nuevo Renault Mégane Sport Tourer, que tuvimos la oportunidad de probar por primera vez en la jornada de ayer.

Lo primero que te llama la atención nada más verlo es que no parece un coche mucho más grande que el Mégane convencional, y todo ello gracias a un diseño muy ergonómico y con tintes deportivos -especialmente con el acabado GT Line y la versión GT– en su zaga que ‘oculta’ un crecimiento de 27 centímetros en su longitud, que es en gran parte responsable de que podamos disfrutar de un enorme maletero de 580 litros de capacidad, cifra que se va hasta los 1.695 litros si abatimos los asientos traseros. El del copiloto también puede echarse abajo, creando un espacio de carga de 2,70 metros. Sinceramente, no se nos ocurre algo que no pueda entrar en el nuevo Mégane Sport Tourer.

La variante que pudimos probar fue la equipada con el motor diésel dCi de 130 CV asociada a un cambio manual de seis marchas -cuyas relaciones hemos encontrado algo largas, por cierto-. A falta de probar la dCi de 110 CV con asistencia eléctrica, que aporta 15 Nm extra de par de forma automática cuando es necesario, me parece la más equilibrada y adecuada para este modelo. Poderosa cuando es necesario y con unos consumos más que equilibrados. Además, Renault ha conseguido que no se cuele ni un ápice del no muy agradable sonido de los motores diesel en el habitáculo, lo que siempre es de agradecer.

renault-megane-sport-tourer-1Hablando del habitáculo, como sucede en el Mégane convencional nos encontramos con uno donde la tecnología toma un importante protagonismo. Especialmente en la consola central, presidida por una pantalla de 8,7 pulgadas desde donde manejar el sistema R-Link 2. Es bastante intuitiva, aunque podría ganar algo de precisión. Y ojo, porque esto no es problema de la pantalla en sí, sino de haber apostado por unos controles totalmente táctiles. Para según qué cosas, un servidor sigue prefiriendo los botones físicos tradicionales.

En cualquier caso, desde esta pantalla podremos controlar el sistema Multi-Sense, que permite personalizar la experiencia de la conducción actuando sobre elementos como la firmeza de la dirección, la respuesta del pedal del acelerador y en la del motor, el tiempo del cambio de marchas con una caja de velocidades automática EDC, el sistema de cuatro ruedas directrices 4CONTROL (en la versión GT), el ambiente luminoso del habitáculo, o la función de masaje del asiento del conductor. Para ello tendremos cinco modos de conducción a nuestra disposición, que son: Neutro, Sport, Confort, Personalizado y Eco.

renault-megane-sport-tourer-3También tendremos acceso a las ayudas a la conducción, que son de tres tipos. En primer lugar están aquellas que otorgan seguridad, como son el regulador de velocidad adaptativo (ACC) y frenada activa de emergencia (AEBS). También tenemos las destinadas a alertar, como la alerta de cambio de carril (LDW), la alerta de distancia de seguridad (SDW), la alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico (TSR/OSP) y la alerta de ángulo muerto (BSW). Por último tenemos las que facilitan la vida al volante, como son la cámara de marcha atrás, la conmutación automática de las luces de carretera y de cruce (AHL), la ayuda al aparcamiento delantera, lateral y trasera y el Easy Park Assist (ayuda al aparcamiento manos libres, que permite estacionar en línea o en batería). Además podremos controlar desde la pantalla otras funciones como el teléfono, el audio…

renault-megane-sport-tourer-4

Renault Mégane Sport Tourer, la gama mecánica

La oferta mecánica de la que dispondremos con el nuevo Renault Mégane Sport Tourer es de lo más amplia. En diésel existen tres opciones, que son el Energy dCi 90, el Energy dCi 110 y el Energy dCi 130, mientras que en gasolina contamos con el Energy TCe 100, el Energy TCe 130 y el Energy TCe 130 con cambio EDC. A todas estas hay que sumar el nuevo dCi 110 Hybrid Assist, que viene a ser un motor diésel convencional con asistencia eléctrica -que no un híbrido-. Por último, están los motores asociados a las versiones GT, las más deportivas. En gasolina aparece el TCe de 205 CV con cambio EDC de 7 velocidades, mientras que en diésel contamos con el dCi de 165 CV con cambio EDC de 6 velocidades.

Si hablamos de precios, el nuevo Renault Mégane Sport Tourer -disponible en cinco acabados Life, Intens, Business, Zen y GT Line más una variante Bose y los potentes GT-, está a la venta en su versión TCe 100 desde 17.334 euros, cifra a la que se pueden incorporar otros posibles descuentos. La variante más cara es la GT con el motor diésel que os hemos nombrado, cuyo precio parte de 28.511 euros.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias