España

Kichi lleva 2 años negándose a presentar el balance del Ayuntamiento y el Tribunal de Cuentas le deja

José María González 'Kichi', líder de Por Cádiz Sí Se Puede (Foto: Facebook)

El alcalde de Cádiz, José María González, conocido como ‘Kichi’, se ha negado por dos años consecutivos a presentar la fiscalidad de su Ayuntamiento ante el Tribunal de Cuentas (TCu). El órgano fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado y del sector público, no ha tomado medidas al respecto dejando a la libertad del alcalde su decisión de no cumplir con la ley.

El TCu tiene potestad para tomar medidas que eviten o sancionen la actitud del alcalde. En concreto, podrían emprender una sanción directa contra Kichi o dirigirse al fiscal por incumplimiento de lo debido.

Kichi considera que este tipo de procedimientos pertenecen únicamente a su localidad. Por lo tanto, el alcalde prefiere impedir que el TCu examine sus movimientos a pesar de que esto pueda suponer problemas legales.

A partir de octubre de este año, ‘Kichi’ podría acumular tres años consecutivos sin presentar el debido informe, ya que tiene hasta ese mes para presentar a fiscalidad del año 2016. El problema, de momento, reside en su negativa rotunda a presentar las cuentas propias del año 2014 y 2015.

Hasta el día de hoy el Tribunal de Cuentas no ha interpuesto ninguna sanción al ayuntamiento pese a llevar casi tres años sin presentar sus cuentas. OKDIARIO ha contactado con el órgano que afirma que “se están estudiando las medidas que se llevarán a cabo”.

El alcalde podemita de Cádiz, José María González ‘Kichi’, a pesar de ser uno de los llamados ‘alcaldes del cambio’, ya ha adoptado costumbres de la vieja política, esa “casta” que tanto odia.

El pasado mes de noviembre, OKDIARIO se hacía eco de la denuncia por “fraude” que recibía la Fiscalía Provincial contra la empresa concesionaria del servicio de limpieza viaria de Cádiz, Sufi-Cointer.

La UTE de limpieza fue contratada en el año 2006 por el PP y pese a todas las quejas recibidas en estos años por incumplimiento de contrato, el actual alcalde de Cádiz decidía este verano prorrogar un año más los servicios de la concesionaria.

Según consta en la denuncia a la que tenía acceso OKDIARIO, los partes de limpieza, que recogen los efectivos y la maquinaria que se despliegan cada día por las calles Cádiz, se inflan. Estos documentos entregados por la empresa a los inspectores del consistorio gaditano se “manipulan”, según consta en la denuncia.

Y es que los inspectores de medioambiente permitían inflar los partes de limpieza de la concesionaria encargada de recoger los residuos de la ciudad, a cambio de “enchufar a sus familiares en la empresa”.

El propio concejal de Medio Ambiente de ‘Kichi’, Manuel Gonzákez Bauza, reconocía en una grabación, recogida por OKDIARIO, que los inspectores municipales llevaban a cabo esta ilegalidad para enchufar a familiares o amigos cercanos en el Ayuntamiento de Cádiz, como su propio hijo.

Por este motivo, la Fiscalía Provincial entraba a investigar también centenares de “contratos fantasma” en la concesionaria de limpieza. Es decir, contratos extra que paga el Ayuntamiento a la empresa por unos servicios, que finalmente se cubren con el personal ya contratado y no suponen un gasto extra en contratación.

A este escándalo habría que sumar los cursos de inserción laboral que el Consistorio gaditano ofrecía a las mujeres en exclusión social y a las víctimas de la violencia doméstica, en el que se las enseñaba a masturbarse como habilidad necesaria para encontrar trabajo.

 

 

 

 

 

 

Últimas noticias