En TV

De su mayor complejo a detestar WhatsApp: todo lo que quizá no sepas de Pablo Alborán

Pablo Alborán
Pablo Alborán

Pablo Alborán es el primer invitado del 2022 en el regreso de Planeta Calleja (22:45 horas en Cuatro).  El malagueño se marcha junto a Jesús Calleja para descubrir exóticos destinos; diferentes culturas, paisajes y ecosistemas. En esta ocasión se han desplazado hasta Uganda para disfrutar de su aventura. De este modo, se podrá ver una faceta del músico hasta ahora desconocida, porque son varias las intimidades que esconde el protagonista.

Pablo Alborán y Jesús Calleja, durante el programa / Mediaset
Pablo Alborán y Jesús Calleja, durante el programa / Mediaset

Alborán y Calleja comenzarán el recorrido en el Lago Victoria, el segundo lago de agua dulce más grande del mundo, para después hacer un safari por el Parque Nacional de Queen Elizabeth. El invitado descubrirá parajes únicos al navegar por el Canal de Kazinga, el lugar con mayor concentración de hipopótamos de África. Uno de los momentos más emocionantes tendrá lugar dentro del Parque Nacional de Kibale, el mejor sitio del mundo para observar chimpancés en libertad.

Hablar de Pablo Alborán es hacerlo de uno de los artistas musicales más conocidos del panorama nacional. Detrás de ese aspecto de hombre atlético y bello se guarda una esencia marcada por muchas anécdotas. Tiene 32 años pero se cuida para lucir un aspecto atlético. Su preparación física no es su único secreto. Su presencia en Planeta Calleja nos invita a hacer un repaso por su parcela privada. ¿Crees saberlo todo de él?

La correcta nutrición no tiene por qué ir reñida con caprichos dulces. Que se lo digan a Pablo, de quien quizás no conozcas cuáles son sus tres vicios inconfesables: las palomitas, la Nutella y el regaliz. Intenta comerlos con moderación dado su alto contenido en azúcares. Una buena prueba de que se cuida es que en su camerino nunca falta fruta, agua y yogurt bebido. Son las tres cosas que toma antes de salir a cantar.

Pablo Alborán
Pablo Alborán, sonriendo. / Gtres

Pablo Alborán se considera clásico a la hora de comunicar. Por eso no le gustan las redes sociales nada más que para lo estrictamente necesario. Prefiere no usar WhatsApp porque en ocasiones da lugar a malas interpretaciones. Igual de tradicional es para vestirse. No le gusta llamar la atención con sus look y sus prendas favoritas son los vaqueros y las bufandas.

Algo que llama especialmente la atención de él es que la seguridad con la que se desenvuelve sobre el escenario no va asociada de una fuerte autoestima. Es más, convive con varios complejos, como que le habría gustado ser más alto. Se siente muy incómodo cuando se refieren a él como un sex symbol porque para nada se lo considera.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pablo Alborán (@pabloalboran)


Entre las aficiones de las que disfruta en su poco tiempo libre, el fútbol ocupa un gran lugar. Pese a ser malagueño es todo un hincha del FC Barcelona y siempre que puede ve sus partidos por televisión.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias