Bache

El motivo que ha llevado a Kiko Rivera a pasar por quirófano

Ver vídeo

«Pues nada… a quirófano. Desearme suerte». Con esas palabras y una foto de su mano con una vía, Kiko Rivera hacía saltar las alarmas este pasado jueves por la mañana. El dj tenía que ser intervenido repentinamente de alguna dolencia que no quiso despejar y que despertó todo tipo de especulaciones. Finalmente, todo salió perfecto y fue él mismo quien desveló el motivo en sus redes y dio las explicaciones oportunas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko)

La razón de su visita al hospital no es otra que unos problemas con la banda gástrica que se instaló hace tiempo con el fin de perder peso. Dolencias que espera no se repitan puesto que se ha deshecho de ella. Así lo ha confirmado en su cuenta oficial de Instagram, publicando una foto de la banda, cuando se ha despertado de la anestesia y estaba algo más recuperado de la operación: «@dr.razak.obesity gracias por el trato, en esta migración de banda gástrica. Por problemas de salud hemos tenido que sacarla», empieza diciendo. 

Kiko reconoce que la banda le estaba ocasionando unos desajustes importantes: «Ya os contaré más adelante pero me ha hecho un daño bastante importante en el estómago😞. Además, ha tenido gestos de agradecimiento a todo el personal sanitario y también a su mujer, Irene Rosales, que una vez más ha sido su principal apoyo: «Gracias también a mi paco y a mi Arancha de @clinicadoctorortiz y a @martamarchena3 por acompañarme. Comienza una nueva vida y toca cuidarse al 100% No me quiero olvidar de dos de mis pilares fundamentales que no me dejan solo en ningún momento, mi mujer @irenerova24 y mi compadre @franj_sanchez», concluye.

A buen seguro que el hijo de Isabel Pantoja espera a recibir el alta médica para dar más detalles acerca de por qué ha tenido que deshacerse de la banda gástrica. Hace cuatro años se la implantó con el fin de que pudiera deshacerse de gran parte del sobrepeso que llevaba arrastrando durante tantos años.

Kiko Rivera, antes de ponerse la banda gástrica / Gtres
Kiko Rivera, antes de ponerse la banda gástrica / Gtres

Aunque en un primer momento calificó como «mi mejor decisión» ponérsela, al poco tiempo empezó con serios altibajos de salud. Tan solo año después explicó en ‘Ven a cenar conmigo Gourmet’ los problemas que le acarreaba comer ciertos en demasía: «Date cuenta que yo ahora como mucho menos. Antes comía y bebía más, pero ahora después de la operación no puedo. Me han puesto en el estómago como si fuera el alambre del pan Bimbo. Eso me provoca que cuando como demasiado tengo que ir corriendo al baño».

Esta operación de Kiko Rivera llega en pleno desencuentro con su madre, Isabel Pantoja, y con su tío, Agustín, a quien ha demandado. Es probable que ninguno de los dos haya sido consciente de la intervención quirúrgica de quien un día fue ‘pequeño del alma’ de la tonadillera. A la guerra fría con su progenitora hay que sumarle el conflicto con su prima, Anabel Pantoja, con quien ha cortado la relación al considerar que no le ha apoyado todo lo que el demandaba en este duro proceso.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias