DECLARACIONES

Dafne Fernández agradece al equipo de ‘Descarrilados’ su apoyo al conocer su embarazo

Ver vídeo

Arturo Valls, Ernesto Sevilla y Dafne Fernández han presentado su último trabajo “Descarrilados”, una película de Fernando García Ruiz, en la que los tres actores han coincidido además con Julián López.

Con motivo de este especial lanzamiento, los intérpretes han concedido una entrevista a la agencia Gtres, en la que han revelado algunos detalles sobre este especial proyecto, que se ha rodado en plena pandemia, con todas las limitaciones que ello ha supuesto. A esto hay que sumar además la situación particular de Dafne Fernández, que se quedó embarazada en pleno rodaje sin esperarlo.

“Yo sabía que iba a hacer la peli antes de quedarme embarazada, luego me quedé embarazada así, sin esperarlo mucho y yo pensaba que no iba a poder hacer la película porque es un riesgo que corre la productora, pero me cuidaron muchísimo y todo hay que decirlo”, ha asegurado.

A pesar de que su estado era bastante avanzado, gracias a la postproducción, lo han podido disimular bien: “lo que pasa es que Fer es un artista y ha habido postproducción. Quiero agradecer que me hayan apoyado, que me apoyaron desde el primer momento”, ha dicho”.

Dafne Fernández
Dafne Fernández en una imagen de archivo / Gtres

Una película en la que un grupo de amigos de más de cuarenta se embarcan en la aventura de hacer un ‘interrail’ con las dificultades que eso entraña de cara al rodaje en el momento tan complicado en el que se llevó a cabo. “Es un interrail de cuarentones más o menos”, explica Ernesto Sevilla. “Unos tíos que están haciendo un viaje que no corresponde a su edad”, sentencia Arturo Valls. Un viaje que, si fuera por ellos en la vida real, tienen claro que no lo harían en estos momentos: “yo no haría un interrail ni de coña. No me gustan las penurias”, revela Sevilla. “Yo no lo haría porque no, porque me sentiría muy viejuna”, aclara Dafne. “Sí, aparte de las penurias, que es verdad, y yo ese tipo de viajes los he hecho eh… de mochila, dormir en una estación, en una playa… pero hoy por hoy ya no apetece. Además, lo del cambio generacional, que a veces me ha pasado, cuando he estado por ahí en algún sitio y lo único que quedaba abierto era una discoteca y de repente te sientes mal de estar ahí rodeado de veinteañeros y lo notas, las miradas están diciendo: “mira cómo baila este señor”, entonces llega un momento que es como incómodo”, relata Valls.

Dafne Fernández
La actriz junto a sus compañeros de reparto / Gtres

Los intérpretes explican que el rodaje no ha sido especialmente complicado debido a las restricciones: “no era complicado porque técnicamente tampoco se nos exigía demasiado. En esas partes donde se supone que estábamos en París y tal, más o menos se supone que había que hacer lo típico”, explica Ernesto Sevilla. La mayor parte del rodaje se desarrolló en Bilbao y el equipo técnico ha hecho un gran trabajo en cuanto a localizaciones: “hay que decir también que Bilbao es una ciudad muy versátil y había momentos que parecía que estábamos en Croacia, en Praga, o en una estación de Roma. Realmente el ejercicio que han hecho tanto los localizadores, como el director de fotografía y el propio Fer es increíble”, explica Dafne.

“El Covid hace que las cosas sean un poquito más pesadas y más complejas. Hay que hacerse mucha prueba, todo el rato con las pantallas… y es incómodo, sobre todo”, asegura Ernesto. “Los protocolos nos venían bien para centrarnos en el rodaje porque si no, en los tiempos muertos, Julián, Ernesto y yo, porque Dafne venía menos, pues claro, esas cenas se podían haber complicado, pero al estar en pleno Covid, no había otra que cenar cerquita de casa y esto ha favorecido a que no rodemos con resaca”, explica Valls.


Dafne Fernández sí que lo vivió con algo más de respeto: “yo sí que estaba cagada. Además, como habían confiado en mí, pues yo estaba como… iba al rodaje y que nadie se me acercara”, ha asegurado.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias