Belleza

Pérdida de volumen facial: 10 remedios naturales para contrarrestarla

perdida de volumen facial
Descubre los mejores remedios ante la perdida de volumen facial

La pérdida de volumen facial es una parte natural del proceso de envejecimiento . Es muy difícil de notar, porque sueles notar que la piel ha “cedido” cuando es muy evidente y altera la forma de tu rostro. Sin embargo, existen varios remedios naturales para contrarrestar o retrasar esta pérdida como los que ahora os enumeramos.

Remedios pérdida de volumen facial

Durante nuestra juventud es normal tener pómulos altos, una mandíbula definida y una piel suave y tonificada. A medida que envejecemos, una combinación de cambios físicos como la reducción de las bolsas de grasa en la cara, la pérdida de colágeno, elastina y ácido hialurónico y el adelgazamiento de la densidad ósea puede contribuir a un cambio en sus rasgos. ¿El resultado? En la parte inferior de la cara, puedes notar una mandíbula más gruesa, mejillas más planas, labios más delgados y piel flácida. ¿Qué puedes hacer?

Conozcamos ahora diez remedios naturales que te ayudarán con la pérdida de volumen facial

Ejercicio facial

Uno de los mejores remedios es recurrir a sencillos ejercicios faciales que te servirán para tonificar los músculos faciales para una apariencia más juvenil. Para obtener resultados, debes tomar alrededor de 20 minutos al día durante 8 semanas. Entre los ejercicios que puedes hacer están:

Levanta los músculos de las mejillas mientras frunces los labios y sonríes. Luego, coloca los dedos de cada mano a cada lado de la boca y levanta las mejillas deslizando los dedos hasta la parte superior de las mejillas. Mantén la posición durante 20 segundos.
Al cerrar la boca, llena tus mejillas con tanto aire como puedan contener. Mantén la posición durante 45 segundos antes de expulsar lentamente el aire.

Evita el sol

Usar protector solar de 50 SPF y evitar la exposición a los rayos UV es definitivamente una excelente manera de preservar una apariencia juvenil.

No fumar

El humo no solo daña los pulmones, sino que afecta la capacidad de la piel para regenerarse y sanar. Quienes tienen este hábito seguramente tendrán una tez menos radiante y arrugas más evidentes. Así que evita fumar.

Aloe vera

El aloe vera contiene antioxidantes vitamina C y vitamina E. Por ello, tiene un válido efecto antienvejecimiento. Puedes aplicarlo directamente en tu rostro y consumir una cucharadita de gel todos los días.

Manzanas

La manzana es rica en colágeno, elastina y antioxidantes . Para contrarrestar el envejecimiento, puedes consumir una manzana al día o hacerte una mascarilla. Lo más sencillo es rallar la fruta, aplicarla en el rostro y dejar actuar durante 20 minutos antes de lavarla suavemente con agua.

Miel

La miel tiene propiedades hidratantes y antibacterianas. Haz una mascarilla mezclando partes iguales de miel y papaya. Frota la mezcla en tus mejillas y déjala actuar durante 10 minutos antes de enjuagar con agua tibia. Alternativamente, consume un par de cucharaditas de miel al día, tal vez diluida en agua tibia y limón.

Leche

La leche contiene agua, grasas y proteínas, sustancias importantes para tonificar la piel de tu rostro. Puedes usarla como humectante y tonificante. Además, si bebes un vaso al día puedes obtener aminoácidos, calcio, riboflavina (vitamina B-12) e incluso vitaminas A y D.

Aceites vegetales

Los aceites vegetales son muy recomendables para el cuidado de la piel. Puedes elegir entre aceite de almendra, delicado y emoliente, aguacate, coco o el más común de oliva. En todos los casos, masajéalo suavemente con movimientos que vayan de abajo hacia arriba.

Manteca de karité

La manteca de karité tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias porque tiene un alto porcentaje de fenoles. Mezcla una cucharada grande de mantequilla con una cucharadita de azúcar granulada y utilízala para lavarte la cara durante la ducha. Masajea la pasta en tus mejillas durante 5 minutos.

Dieta saludable

Llevar una dieta equilibrada que ayude a mantener un peso saludable puede tener un efecto positivo en el envejecimiento facial. Al subir y bajar de peso constantemente, como resultado de las dietas estrictas, los ligamentos que sostienen los tejidos faciales se estiran. Los cambios constantes pueden significar una pérdida de volumen y una reducción de la elasticidad, lo que hace que las personas parezcan mayores.

Lo último en Lifestyle

Últimas noticias