Prebióticos y probióticos

Prebióticos y probióticos
Prebióticos y probióticos
Comentar

Prebióticos y probióticos, ¿en qué se diferencian? Analizaremos las principales fuentes de prebióticos y de probióticos, beneficios y precauciones.

Una buena alimentación es fundamental para mejorar la salud y contrarrestar las carencias que puedan afectarla. En los últimos años, se ha acentuado la tendencia a incorporar ciertos elementos que pueden mejorar el funcionamiento del organismo. Sobre todo, a partir de una dieta equilibrada y completa. Se trata de los prebióticos y probióticos, sustancias que, combinadas y bien administradas, favorecen la salud y refuerzan el sistema inmune.

Probióticos y prebióticos: ¿Qué son y cuál es el aporte para el organismo?

Los probióticos y prebióticos se complementan entre sí y sus beneficios se pueden apreciar positivamente en patologías asociadas al intestino. Los probióticos son microorganismos vivos que actúan sobre la flora intestinal. Se conforman como colonias de bacterias adheridas a la mucosa del intestino y que funcionan en equilibrio con él. Su presencia evita que otras bacterias perjudiciales se implanten y generen efectos indeseados. Estos probióticos se alimentan de otras sustancias denominadas prebióticos, un tipo de hidratos de carbono que el organismo no puede digerir. La presencia de éstos últimos estimula y favorece el crecimiento y desarrollo de las bacterias beneficiosas.

Como vemos, los probióticos y prebióticos, de manera combinada y en dosis adecuadas, redundan en un beneficio para la salud. Fortalecen el sistema inmune y actúan de barrera contra las posibles enfermedades asociadas al intestino.Prebióticos y probióticos

Ambas sustancias pueden encontrarse en determinados alimentos o administrarse de otras formas. En estos últimos casos, lo importante es que se ingieran en cantidades adecuadas dependiendo de la necesidad y carencia. Y, sobre todo, que esta apreciación surja de un análisis clínico previo.

Las patologías que pueden contrarrestarse mediante los pobióticos y prebióticos son las relacionadas a:

  • La diarrea vinculada al uso de antibióticos.
  • Los síntomas de mala digestión.
  • La prevención de la mastitis durante la lactancia.
  • El síndrome del intestino irritable.
  • >
    Entre los beneficios, fortalecen además el sistema inmune de la mucosa intestinal, ayudan a sintetizar las vitaminas y reducir los malestares digestivos.

    ¿En qué alimentos se encuentran?

    Para ingerirlos de manera natural, es interesante conocer cuál es el tipo de dieta ideal. En este sentido, los probióticos se encuentran principalmente en las leches fermentadas, precisamente en el yogur. También se pueden encontrar en ciertos encurtidos como los pepinillos o las aceitunas. Los prebióticos, en tanto, se encuentran en vegetales como la cebolla, el puerro y las alcachofas. También en productos integrales y en legumbres, como las lentejas.

    Como conclusión, se puede afirmar que una alimentación equilibrada es la mejor manera de mantener la salud del intestino y el organismo.

    Últimas noticias