Cuarentena

Consejos para luchar contra el hambre emocional

Cuando tenemos hambre emocional puede aparecer de forma repentina.

¿Cuáles son los consejos para luchar contra el hambre emocional?
Consejos para luchar contra el hambre emocional

Comer sin hambre, comer por ansiedad… todo esto es hambre emocional.  Algo que puede ser complicado de llevar durante estos días en casa. ¿Cuáles son los consejos para luchar contra el hambre emocional?

Cuando tenemos hambre emocional puede aparecer de forma repentina y normalmente se asocia a dulces, patatas fritas, chucherías o comida rápida, en definitiva, a alimentos ricos en hidratos de carbono y en grasas.

Desde GrupoLaberinto, expertos en psicoterapia, explican que este concepto nace como respuesta al malestar emocional y en vez de investigar qué es lo que nos afecta, se entierra comiendo. “Lo interesante, además de poner freno a los excesos gastronómicos y regularlos, es investigar solos o con ayuda profesional que nos está pasando, ponerle remedio si es posible y si no lo es asumirlo y tratar de superarlo”.

Hacer deporte

Durante estos días es bueno practicar ejercicio físico porque ayuda a reducir la ansiedad y vivir de una forma más optimista. Los expertos recomiendan 40 minutos de cardio al día para vivir libres de ansiedad.

Practicar el mindfulness

GrupoLaberinto da a conocer que las propuestas de investigación y práctica del mindfulness tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas mediante sus prácticas, haciendo que éstas logren que sus días sean más plenos y felices. Y esto permite reducir el hambre emocional.

Evitar el azúcar

Confinados en casa es normal darle más al dulce. Pero es bueno evitarlo y centrarnos en comer alimentos más saludables. Los profesionales indican que el hambre emocional está muy relacionada con el consumo de alimentos azucarados.

Tomar infusiones

Las infusiones sin cafeína ni teína, como el roibos, además de calmar la ansiedad, son ideales para dormir el apetito.

Yogur

Desde el centro también recomiendan ingerir queso fresco o un yogur desnatado que son dos buenos ejemplos para luchar contra el hambre emocional. Estos alimentos, además de aportar nutrientes, no tienen demasiadas calorías.

Proteínas

Se aconseja realizar muchas pequeñas comidas al día, para calmar el hambre y mantener el metabolismo funcionando. En este caso el truco está en las proteínas.

Trabajo personal y terapéutico

Otra solución es hacer un trabajo de terapia para aprender a controla nuestras emociones.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias