Qué destino elegir de luna de miel

luna de miel
Foto: Unsplash

Si estás leyendo esto es que posiblemente estés ante uno de los días más importantes de tu vida: el día de tu boda. La ceremonia, el banquete, la luna de miel… Un evento lleno de ilusión y felicidad. Rodeado de amor, de diversión y de tu gente. Un acontecimiento que planeas hasta el último momento.

Los dos últimos años han hecho que numerosos eventos tuvieran que aplazarse, entre ellos bodas. Hay una gran cantidad de novias y novios esperando para celebrar ese día tan especial y también para ir de luna de miel. Porque sí, la luna de miel forma parte de ese día. Y como viajar tampoco está siendo demasiado fácil en estos momentos, la espera está dando lugar a soñar con el esperado día. Como en todo, hay viajes para todos lo gustos. Tal vez os apetezca relajaros en un destino de playa e ir más a lo seguro, o tal vez queréis aventura y explorar destinos distintos. Sea como sea, hoy en COOL hablamos de diferentes posibilidades para encontrar una luna de miel perfecta.

Un destino cercano

luna de miel
Foto: Unsplash

Conocer más a fondo destinos cercanos puede ser una buena opción. Visitar Grecia, Italia, Portugal o Marruecos y descubrir cada pequeño escondite. Alojarse en un riad histórico en Marrakech, hacer una ruta por la costa Amalfitana…

Playa

luna de miel
Foto: Unsplash

Porque una luna de miel en una playa tropical siempre será una buena opción. Tahití, Maldivas o las Islas Mauricio. Experiencias completas, relajantes y llenas de glamour que te harán desconectar por completo.

Aventura 

luna de miel
Foto: Unsplash

Un campamento de lujo perdido en medio de la sabana africana, un paseo en globo aerostático o dormir en la la copa de un árbol bajo las estrellas. Pero hay otras opciones de destinos para los más aventureros y con ganas de algo nuevo. Tanzania o Madagascar están ganando popularidad gracias a su oferta de experiencias inolvidables.

Ciudad

Ciudad de Nueva York
Ciudad de Nueva York / Foto: Pexels

Una gran ciudad como Nueva York, Chicago o Los Ángeles es una buena opción. Tener unos días donde ‘turistear’ a vuestro aire, sin prisas y sin mirar el reloj, viendo la ciudad con los ojos de unos recién casados. Desde ahí, podéis volar a un destino más exótico o tranquilo como Hawái, donde disfrutar de unos días de relax absoluto bajo una palmera.