Un repaso por algunas de las mejores estaciones de esquí del mundo

Esquí en Vail
Foto: Vail

La nieve se antoja la protagonista absoluta del paisaje que une, bajo su manto, esquí, snow, motos de nieve, trineos y esquí de fondo. Estamos en plena temporada de esquí y las estaciones esperan impacientes a los esquiadores más selectos para que bajen por sus exclusivas pistas. Nieve de la mejor calidad, kilómetros y kilómetros de pistas, todas las comodidades y servicios que puedas imaginarte y el mejor ambiente. Todo ello te espera en las mejores estaciones de esquí del mundo.

Coche en la nieve

St.Moritz (Suiza)

Es una de las estaciones de esquí más glamurosas del mundo y cuenta con una pista de más de 5 kilómetros. Un destino obligatorio para aquellos a los que les gusta esquiar y no perdonan una temporada sin ponerse las botas y lanzarse montaña abajo.

St Moritz

St. Moritz tiene una ubicación privilegiada en medio de los Cuatro Valles Suizos. Su clima seco, su cielo despejado y la calidad de las pistas la convierten en una de las mejores estaciones de esquí del mundo.

Esqui en St Moritz

Pero no sólo eso, una vez que se cierran los remontes, St. Moritz presume de tener algunas de las tiendas más exclusivas, aguas termales, pistas de tenis y discotecas. Además, anualmente se celebra el Snow Polo World Cup sobre el lago congelado de St. Moritz. Una experiencia completa para que tu semana de esquí sea inolvidable.

Polo en St. Moritz
Foto: St Moritz Travel
Bobsleigh en St. Moritz
Foto: St Moritz Travel

Aspen (EEUU)

Aspen es la estación norteamericana más codiciada y nos atrae de ella tanto sus pistas, como su ubicación. Localizada en las Montañas Rocosas de Colorado cuenta con algunos de los alojamientos y tiendas más exclusivos del mundo.

Aspen
Foto: Aspen
Aspen
Foto: Aspen

Sus más de 300 pistas son ampliamente conocidas por los asiduos esquiadores que cada año acuden a este recóndito paraje para disfrutar de su deporte favorito. Pero no sólo se puede esquiar, también hay quien opta por dar un paseo con raquetas de nieve, patinar sobre hielo o deslizarte por una montaña rusa.

Aspen
Foto: @crftravels

Levi (Finlandia)

A sólo 130 kilómetros del Círculo Polar Ártico, Levi ofrece una experiencia realmente mágica. Tras todo un día de esquí, ¿te imaginas poder ver auroras boreales? O mejor aún, ¿que mientras bajas la última pista te acompañe la luz de las auroras?. Levi cuenta con un buen desnivel, terreno variado y un tamaño considerable. Tiene una gran oferta, ya que, además del esquí, podrás coger motos de nieve, raquetas, trineos con huskies o hacer esquí de fondo.

Esquí
Foto: Instagram

Gstaad (Suiza)

Gstaad puede que sea la estación de esquí más exclusiva de Suiza, y del mundo entero. Cada temporada de invierno la jet set internacional se da cita en esta coqueta localidad alpina de casas de madera.

Gstaad
Foto: Gstaad

Además de fortalecer las relaciones VIP, Gstaad cuenta con la única zona de esquí glaciar de la región. Su ubicación permite que se puedan practicar deportes de invierno desde mayo, una auténtica maravilla.

 Gstaad Palace
Foto: Gstaad Palace

Val d’Isère (Francia)

Val d’sere es una de las reinas de los Alpes, una de las estaciones con más encanto y mejor après ski. Pero la cosa no queda ahí, su pueblo parece sacado de un cuento de hadas y ofrece todas las posibilidades que te esperas de una de las mejores estaciones del mundo.

 Val d’Isère
Foto: Val d’Isère

Grandvalira (Andorra)

Andorra no podía faltar en nuestra lista de estaciones de esquí. Grandvalira cuenta con 200 kilómetros de pistas y es, sin lugar a dudas, el dominio esquiaba más grande en Los Pirineos. Una de las características que más gusta es la anchura de sus pistas.

Grandvalira
Foto: Grandvalira
Estación de esquí Grandvalira
Foto: Grandvalira

Chamonix (Francia)

A los pies del monumental Mont Blanc encontramos Chamonix, un paraje de ensueño en los Alpes franceses en plena frontera entre Francia, Suiza e Italia.

Chamonix
Foto: Turismo Chamonix

Es una de las estaciones de esquí más antiguas del país galo y un escenario increíble para cualquier amante del esquí. Tiene 119 kilómetros de pistas y es el enclave en el que tuvieron lugar por primera vez los Juegos Olímpicos de Invierno en 1924. Cuando cierren las pistas podrás disfrutar de sus museos, casinos o parques temáticos.

Estación de esquí Chamonix
Foto: Unsplash

Niseko (Japón)

Los vientos fríos de Siberia llevan hasta Niseko enormes cantidades de nieve en polvo de alta calidad que hacen que esta estación, a hora y media en vuelo desde Japón, sea una de las mejores del mundo. Además de esquiar no puedes irte sin probar su famoso ramen Sapporo.

Estación de Niseko
Foto: Unsplash