El hotel suspendido en la colina de una montaña helada

Casa en la montaña
Foto: @anti__reality

En COOL nos encantan las casas imposibles, esas que son difíciles de imaginar y más aún, difíciles de crear. Durante los últimos meses te hemos hablado de casas en acantilados, casas camufladas en medio de bosques que son difíciles de ver, casas autosuficientes que producen comida y agua o casas que emulan la rama de un árbol. Todas ellas, proyectos de algún estudio de arquitectura que tenía en mente llevar a cabo y construir para algún afortunado. Hoy queremos hablarte de un hotel en una montaña diseñado en 3D por ‘ANTIREALITY’. Se trata de un resort suspendido en el saliente de una montaña helada. Un hotel en el fin del mundo en el que poder pasar la Navidad rodeado de nieve y seguro que viendo un cielo lleno de estrellas fugaces.

Casa en la montaña
Foto: @anti__reality

Se trata de un hotel en el saliente de una montaña dividido en hasta 3 sectores y con una gran piscina al aire libre con agua caliente. ¿Te imaginas poder estar a temperaturas gélidas pero metido en un jacuzzi mirando el cielo y tomándote una copa de vino? Poder despertarte por la mañana y al mirar por la ventana sólo ver naturaleza, no oír ni escuchar a nadie. Sólo tú y tus pensamientos.

Casa en la montaña
Foto: @anti__reality

La propuesta de diseño está pensada tanto para que se utilice como destino de escapada de fin de semana como para un lugar de descanso destinado a escaladores de montaña. Todas las funciones se dividen en tres módulos básicos conectados dos de ellos por dos núcleos de circulación. El sitio tiene un camino de acceso que conduce a la entrada principal del resort, ubicado en el último piso del edificio.

Casa en la montaña
Foto: @anti__reality

La amplitud del complejo permite incluso que sean varios matrimonios los que ocupan la vivienda, asentándose cada uno en uno de los sectores. Parte de arriba, el centro, el lateral… ¿con cuál te quedas?

Casa en la montaña
Foto: @anti__reality

El Mountain Lodge tiene capacidad para una cafetería, un restaurante, spa, habitaciones, piscinas cubiertas y al aire libre, terrazas de observación y una pista de hielo. Gracias a la forma irregular de este edificio de 930 metros cuadrados, todas las funciones se distribuyen en seis plantas contenidas en un hotel en la montaña de 20 metros de altura.

Casa en la montaña
Foto: @anti__reality

Los pisos y las paredes interiores están construidos con madera contrachapada natural sin terminar que crea una atmósfera cálida y acogedora dentro del hotel.

Casa en la montaña