Esta es nuestra guía gastronómica de Marbella

Leña
Foto: Leña

Marbella ha pasado por muchas fases. Desde las primeras en las que era el alma de la fiesta y en sus icónicos lugares se codeaba la jet set europea. A ser un destino de sol y playa de aquellos que buscan buen tiempo todo el año. Porque Marbella tiene un ambiente especial y un microclima singular, por eso ir a este rincón de la Costa del Sol en cualquier momento del año siempre es buena idea. Hoy te vamos a demostrar que Marbella no es solo mar, también es gastronomía. Marbella es un rincón del que disfrutar con un plato delante.

Foto: Mantarraya MX
Foto: Mantarraya MX

Mantarraya MX

Comenzamos la ruta gastronómica en Mantarraya, la sede marbellí de Barracuda. El chef del extinto Punto MX -Roberto Ruiz-, hace las delicias de todos aquellos que disfrutan con la comida mexicana. Eso sí, olvídate de la comida que has conocido hasta la fecha, con el chef Roberto Ruiz viajamos hasta el Pacífico. Misma alma hedonista que su hermano mayor en la capital, pero en punto más divertido, quizás por su ubicación.

Taco de carabinero / Foto: Mantarraya MX
Foto: Mantarraya MX

Imprescindible comenzar la comida o la cena con uno de sus espectaculares cócteles. Hay que pedir el guacamole con vieiras y emulsión de chiles jalapeños, el tuétano a la brasa con tostadas de atún rojo toreado y emulsión de chiles serranos, sus espectaculares ostras, el taco de carabinero a la diabla -con salsa enchipotlada, guacamole y pico de gallo-, o sus tacos de carnitas de pato con salsa de pipián de calabaza. Para terminar, uno de sus mezcales. Para brindar por la vida.

Foto: Mantarraya MX
Foto: Mantarraya MX

Leña

No hablar de Dani García en Marbella tiene pecado, porque uno de los precursores de que este rincón andaluz sea ahora epicentro foodie, es por su culpa. Hablamos de Leña, aunque podríamos hablar de cualquiera de sus locales, porque es el restaurante más bonito del mundo.

Foto: Leña
Foto: Leña

Su espectacular decoración hace que sea uno de los rincones más especiales de Puente Romano… Y de todo Marbella. Una steakhouse sofisticada que hace las delicias de todo aquel que disfruta con el buen comer… Y que valora un lugar tan bonito. Respecto al producto pero también a la belleza.

Foto: Leña
Foto: Leña

Bar Guerra

Ahora toca hablar de La Milla, uno de los chiringuitos icónicos en la costa marbellí por su buen hacer con la gastronomía. Pero vamos a descubrirte su hermano pequeño, el Bar Guerra. Que poco tiene de bar, más que sus pequeñas raciones.

Foto: Bar Guerra
Foto: Bar Guerra

Producto de primerísima calidad, servicio excelente y una presentación que muchos bares de Madrid querrían. Mimo a la materia prima con el sello de los chefs de La Milla -Luismi Menor y César Morales-, aunque este bar lleva dando guerra desde 1954. Una de esas direcciones foodie que te sorprenden en plena Costa del Sol.

Foto: Bar Guerra
Foto: Bar Guerra

Marbella Club

Siempre es buena idea disfrutar del Marbella Club. Sobre todo a la hora de ir a comer. Que es uno de los rincones más bonitos de la costa ya lo sabemos, que puedes disfrutar si eres un foodie quizás no. Y es que es importante recalcar que en Marbella la comida saludable forma parte de la filosofía de vida de muchos, y para eso el Marbella Club está bien posicionado.

Foto: Marbella Club
Foto: Marbella Club

Su cocina wellness hace disfrutar al más foodie. Y mención especial a uno de sus rincones más nuevos: El Patio, un restaurante viajero donde disfrutar de la gastronomía mediterráneo en un rincón de ensueño.

El Patio / Foto: Marbella Club
Foto: Marbella Club