El oasis culinario con vistas a Manhattan y toque francés

le pavillon
Foto: @lepavillonnyc

¿Andas buscando la excusa perfecta para volver a Nueva York? El atractivo culinario siempre es un gran misterio que descubrir y un buen motivo por el que viajar. Hemos encontrado el oasis culinario del chef Daniel Boulud en la célebre Manhattan. Ahí, el reconocido jefe de cocina, propietario de restaurantes en Nueva York, Las Vegas, Palm Beach y Miami, ha decidido crear una última obra maestra con vistas a los rascacielos: Le Pavillon. Situado en el cruce de 42nd Street y Vanderbilt Avenue.

le pavillon
Foto: @lepavillonnyc
le pavillon
Foto: @lepavillonnyc

Comer o cenar en el bucólico restaurante podría hacerse desde la cita más romántica, hasta el entorno perfecto para realizar un meeting de trabajo. Situado en el vanguardista rascacielos de One Vanderbilt, es el lugar perfecto para degustar los sabores creados por el chef francés en un lugar pausado. Este viaje hacia Le Pavillon comienza cuando una tenua escalera de huellas de mármol verde eleva al cliente hasta un nido de jardín zen y una asombrosa araña de tótems de vidrio transparente suspendida de un techo de doble altura contempla al bar rodeado de vegetación.

Le Pavillon
Foto: @lepavillonnyc
le pavillon
Foto: @lepavillonnyc

Un idílico refugio desde donde observar a través de sus grandes cristaleras al mar frenético de peatones de la calle y la aguja art decó del edificio Chrysler. Su interior, decorado por Isay Weinfeld, junto a la propuesta gastronómica de comida francesa que gira sobre mariscos y verduras son la fusión perfecta desde la que arrancar a soñar en Nueva York, y hacer una parada para descubrir a una de las principales autoridades culinarias del país.

le pavillon
Foto: @lepavillonnyc
le pavillon
Foto: @lepavillonnyc
le pavillon
Foto: @lepavillonnyc

La naturaleza adquiere un papel protagonista donde perderse y hacer una parada en tu día para quedar con una persona especial, un enfoque fresco y único. Una selección de postres, y exquisitos cócteles, son algunos de los atractivos por si, por algún motivo, únicamente te coge de paso el lugar sin tiempo para poder degustar los sabores del chef francés. Visitar Le Pavillon, merece la pena para vivir una ínfima experiencia de distinción en el corazón de Manhattan.

Le Pavillon
Foto: @lepavillonnyc
le pavillon
Foto: @lepavillonnyc