Las bebidas alcohólicas más bajas en azúcar y en calorías

Cocktail
Cocktail./Foto: Pexels

Qué bien sienta una copa de vino bien de fría después de un duro día de trabajo. O una cerveza helada con amigos los viernes. O un cóctel antes de una cena romántica. Hay placeres en esta vida que nos cuesta mucho dejar de lado, que se convierten en rutina y solo pensar en dejarlos nos supone un esfuerzo. Sin embargo, las bebidas alcohólicas son las primeras que debemos evitar al empezar una dieta, pero, ¿quién dice que debemos renunciar a ellas? Hoy en COOL te contamos cuáles son las opciones más saludables y más bajas en calorías para que puedas seguir disfrutando de ellas sin arrepentimiento.

¿Cuáles son las bebidas alcohólicas más bajas en calorías?

Es difícil olvidarse de las calorías líquidas, sobre todo cuando se tiene que renunciar a ellas. Son calorías vacías que pueden acumularse rápidamente, sobre todo si se bebe con regularidad. Y aunque no lo hagamos, hay celebraciones y eventos en los que no podemos eludir esa copa o ese cóctel ¿qué hacemos? Encontrar el más bajo en calorías. ¿Cómo? Siguiendo nuestra lista de bebidas alcohólicas bajas en calorías y tomando decisiones sabias.

Cócteles
Foto: Unsplash

Lo primero que debes de tener en cuenta a la hora de beber es que el alcohol aumenta el hambre, puede hacer que comas en exceso. En segundo lugar, el problema no es el alcohol en sí, si no los mezcladores, ya que la mayoría tienen un alto contenido de azúcar y no aporta ningún beneficio nutricional.

Margarita 

En sí, las margaritas son bombas de calorías debido a su alto contenido en azúcar, el triple seco y los mezcladores.

Margarita
Foto: Unsplash

Como sustituto intenta utilizar jugo de limón recién exprimido, tequila y una pizca de jarabe de agave, este último le dará ese toque dulzón. Como resultado tendrás una margarita baja en calorías.

Gin tonic

Un clásico, pero que puede llegar a contener hasta 142 calorías por copa aproximadamente ¿por qué? La tónica. Sustitúyela por agua mineral y zumo de limón y ¡voilá!

Gin & Tonic
Foto: Pexels

Vino tinto

Pequeñas cantidades pueden formar parte de un estilo de vida saludable. Siempre y cuando sean pequeñas cantidades y variedades secas, ya que tienden a ser bajos en azúcar y calorías: sangiovese, cabernet sauvignon y pinot noir. 

Vino tinto
Foto: Pexels

Martini

Al igual que el vino, las porciones son importantes.

Martini
Foto: Unsplash

Vino blanco

Elige el tipo de vino que bebes con cuidado. Los blancos secos, como el sauvignon blanc o el pinot grigio, tienden a tener un contenido de azúcar más bajo.

Vino blanco
Foto: Unsplash

Cerveza

Puede que hinche, pero tan mala no es. Beber en cantidades moderadas de cerveza provoca una presión arterial más baja que beber vino o licores.

Cerveza
Foto: Unsplash

Vodka

Al igual que la ginebra, combinarlo con agua mineral y zumos recién exprimidos. Ya no solo evitarás el exceso de calorías, sino que al hidratarte con agua la resaca será menor.

Vodka
Foto: Unsplash

Champán

Al igual que el vino, ‘seco’ significa menos azúcar y menos calorías. También puedes buscar ‘brut’ en la etiqueta, que en francés significa sin azúcar o seco.

Champán
Foto: Unsplash

Mojito

Un mojito es una combinación de hojas de menta trituradas, ron y agua con gas, con azúcar. Puedes cambiar esta última por un edulcorante como la stevia.

Mojito
Foto: Unsplash

Paloma

Es un buen sustituto, y delicioso, de la margarita. Contiene tequila, zumo de naranja, de limón y agua con gas. Utiliza zumo recién exprimido en vez del de bote.

Paloma
Foto: Unsplash